Energía de una interacción seductiva

En seducción llamamos energía al producto de tres factores que influyen decisivamente en nuestra actitud a la hora de abordar o relacionarnos con la chica que nos interesa. Por supuesto, esa actitud condicionada por la energía que mostramos forma parte de nuestra estética y por eso tiene una componente atractiva y otra instrumental. La componente atractiva se refiere al significado que la chica le de a tu nivel de energía. Es decir, si la energía que muestras tiene una causa que aumente tu VALOR o no. Por ejemplo, si tu energía es alta porque estás tenso o inseguro, disminuirá tu atractivo. La componente instrumental tiene que ver con qué haces sentir a la chica con ese nivel de energía; esto es, si tu energía contribuye positiva o negativamente al ambiente general seductivo. Por ejemplo, si tu energía sugestiona en la chica más nervios de los necesarios, está contribuyendo de forma negativa.

ENERGÍA = Ímpetu * Actividad * Velocidad

Usamos el producto porque normalmente estos tres factores suelen estar complementados entre sí. Es decir, que comparten más o menos el mismo nivel. Por ejemplo, no es habitual que alguien presente mucha actividad con poca velocidad. Normalmente, una alta actividad corresponde a un alto ímpetu y alta velocidad.

ÍMPETU

Este factor define la decisión, fuerza e impulsividad con la que tomas tus decisiones. O sea, si eres reflexivo y calmado en tus iniciativas, tu nivel de ímpetu es bajo. Si llevas a cabo una acción (como por ejemplo, hacer una pregunta) con poco entusiasmo, estás usando poca fuerza y por tanto, igualmente, el nivel de ímpetu será bajo. Dependiendo del tipo de chica, del contexto y de tu estética, el nivel de ímpetu escogido puede ser positivo o negativo.

Nivel bajo de ímpetu puede denotar.-
Negativamente: apatía, desgana, indolencia, frialdad.
Positivamente: control, serenidad, sensatez, experiencia.

Nivel alto de ímpetu puede denotar.-
Negativamente: nerviosismo, ansiedad, inseguridad, impericia.
Positivamente: pasión, ilusión, entusiasmo, decisión, creatividad.

ACTIVIDAD

Aquí medimos la dinámica de tu interacción. Es decir, la cantidad y el tipo de iniciativas que llevas a cabo con la chica. Pueden ser preguntas, temas de conversación, acciones, planes, comentarios, movimientos… cualquier cosa. Si estás constantemente moviéndote, hablando, bailando, mirando a tu alrededor, consultado el móvil, pendiente de la barra, etc, tu nivel de actividad es alto. Dependiendo del tipo de chica, del contexto y de tu estética, el nivel de actividad escogido puede ser positivo o negativo.

Nivel bajo de actividad puede denotar.-
Negativamente: conformismo, desmotivación, resignación, ausencia de metas.
Positivamente: estabilidad, sensatez, madurez, atención.

Nivel alto de actividad puede denotar.-
Negativamente: desconcentración, divagación, insatisfacción, superficialidad.
Positivamente: ambición, vitalidad, fuerza, productividad.

VELOCIDAD

Es la rapidez con la que desarrollas los dos anteriores factores. O sea, tú puedes tomar muchas decisiones (Actividad), improvisadas y con mucha fuerza (Ímpetu), pero a un ritmo suave o por el contrario, acelerado. Por ejemplo, se te ocurre de repente meterte al cine con la chica. Puedes cogerla de la mano y arrastrarla a toda leche casi sin dar explicaciones o bien puedes exponer tu idea, preguntar su opinión y no moverte hasta que aprobéis la decisión ¿Ves la diferencia?

Una vez entendidos los tres factores que forman la energía de una interacción, tienes que tener muy claro que no existe una recomendación óptima para los mismos. Todos dependen del tipo de chica y de la situación. Es decir, la energía que mostremos seduciendo no es un valor fijo, sino adaptable.

Energía al seducir

CUÁNTA ENERGÍA USAR

En la seducción clásica siempre se nos ha dicho que, lo más recomendable es ajustar nuestro nivel de energía al de la chica objetivo. Esto tiene lógica, porque buscamos, entre otras cosas, generar confort y conexión con ella. Si la chica es parada, introvertida y seria vas a causar incomodidad y fricción al abordarla con un nivel de energía alto. Simplemente, no va a funcionar, porque ella nunca se va a adaptar a tu estado. Puede que te permita seguir haciendo tu juego e incluso te siga un poco el rollo, pero eso no significa que lo que esté sintiendo beneficie nuestro objetivo sexual. Ojo, recuerda que el confort y la conexión que creamos con la chica NO es para ser su amiguito del alma. Buscamos divertirnos, vivir experiencias y sentir emociones por nosotros mismos. Si quiere participar, perfecto, pero no lo hacemos por ella.

NOTA: a ver, realmente buscamos sexo, pero tiene que parecer todo lo anterior para que funcione 😉

Lo mismo ocurre a la inversa. Si la chica muestra un nivel de energía alto (ya sabes, está riendo y bailando con sus amigas, hace bromas, habla con mucha gente, se muestra hiperactiva, etc) y tú llegas con un perfil bajo, tranquilo, pausado, estático, etc, resultará muy difícil que se centre en ti o se quede contigo hablando.

Por todo lo expuesto, la recomendación general a la hora de interactuar con una chica que queramos seducir es adaptar nuestro nivel de energía al de ella y, a partir de ahí, empezar a construir el proceso seductivo.

Vale, ya sé que estás pensando lo siguiente. Repasando mentalmente varias situaciones que te encuentras a la hora de seducir te das cuenta de que a veces es difícil llamar la atención de la chica sin un nivel de energía más alto que el suyo. Si sabías esto por experiencia, enhorabuena, porque estás en lo cierto.

En efecto, nunca tienes que perder de vista el hecho de que, en el juego de la seducción, ellas buscan un game-over, o sea, descartarte. Por tanto, no es su trabajo ponértelo fácil, sino, muy al contrario, crear dificultades para ver si eres capaz de superarlas. De ahí que hayas comprobado muchas veces que esa chica desconocida a la que acabas de abrir intenta «matar» la interacción de varias formas. En referencia a la energía, puede hacerlo aumentándola para confundirte o desviarse de ti, o también disminuyéndola para que la emoción caiga tanto que te aburras y no puedas avanzar.

-AFO: ¿Y no puede ser que la chica no te siga el juego simplemente porque no le interesas lo más mínimo y sólo quiere que la dejes en paz? Por supuesto que puede ser. Seducir significa crear atracción donde no la había. Si a primera vista, ya gustas a la chica, no hace falta hacer nada más y todos los hombres estarían sexualmente satisfechos. Henry Cavil no tiene que hacer nada para atraer a cualquier mujer, sin embargo, para las personas normales, no resulta tan sencillo.

-AFO: ¿Y dónde está el límite entre seducir y molestar? -Este tema da para escribir un libro entero. Muchas veces, para la persona que intenta seducir (ya sea hombre o MUJER) resulta complicado saber cuándo dejar de insistir o cuándo estás realmente molestando. No es una cuestión de mala fe o de falta de educación. En ocasiones, una actitud poco receptiva puede significar un test o un reflejo del Factor Fulana y no una falta de interés real. O sea, que no todo es blanco o negro. Un no, no siempre implica no, por desgracia; hay más matices.

¿CÓMO SUPERAR ESTA SITUACIÓN?

Si recuerdas, más arriba hemos dicho que, adaptar nuestra energía a la de la chica nos asegura crear confort con ella. Vale, el confort en seducción es como la sal en las comidas. Resulta necesaria pero en poca cantidad. Porque si nos pasamos de sal, la chica va a estar demasiado tranquila, no va a sentir emociones y no va a notar que seas ningún reto (ella será el premio). Entonces, el confort, es sólo un ingrediente más para crear unas condiciones favorables a la seducción. El fin último es resultar atractivos y eso no lo conseguiremos generando un confort desproporcionado ¿Me sigues? Entonces, una vez generado el mínimo de confort necesario para que la chica no salga corriendo ni piense que somos unos potenciales violadores debemos centrarnos en conseguir atracción y, después o al mismo tiempo, hacer que ella entre en estado pasional ¿Por qué? Porque si gustas a la chica pero no hay estado pasional, no habrá sexo. Recuerda que para que la chica entre en estado pasional las emociones son muy importantes y ahí es donde también influye el nivel de energía.

Veamos. Queremos llevar a la chica a un estado receptivo al sexo. En referencia a la energía a usar, tienes que saber que los extremos no son recomendables. Un exceso de energía hace incontrolables las situaciones. Eso dificulta pensar y tomar las decisiones seductivas correctas precisamente por esa vorágine de sucesos. Por otro lado, un defecto de energía, tampoco nos ayuda porque dificulta la aparición de algunas condiciones necesarias para la seducción como diversión, emociones, dinamismo, etc.

Entonces, ¿qué pasa cuando la chica se encuentra en un nivel de energía excesivamente alto o bajo? Pues que vamos a intentar corregirlo levemente para orientarlo hacia un equilibrio que nos interese. En esos casos extremos, escogeremos un nivel de energía parejo al de la chica (recomendación general), pero desviado arriba o abajo según el caso. Esto se puede hacer de dos formas, ambas distintas y válidas.

Opción 1- Partiendo ya de principio con un nivel de energía rectificado, esto es, un poco más alto o más bajo que el de la chica. Con esto nos aseguramos llamar su atención y diferenciarnos sin renunciar a confort y conexión suficientes. Esa pequeña diferencia de energías resulta estimulante, diferenciador y retador para ella. Además, ella va a ver cómo NO te arrastra a su marco, lo que siempre da personalidad y atractivo.

Ejemplo práctico: me juego la mano del ratón y no la pierdo a que alguna vez has intentado ligar con esa chica que parece un poco parada o aburrida. Porque está con un grupo de amigas con las que se muestra desconectada, o no la hablan mucho, o no le gusta el sitio, etc. Aquí, si tú entras con su misma energía la situación puede ser deprimente (y sé que lo has intentado, porque yo también jajaja). Con eso, creas, efectivamente, una conexión pero circunscrita el estado racional, que no nos interesa para nada. En su lugar, lo que hay que hacer es entrar ya de principio con un nivel energético ligeramente! mayor para sacarla de esa zona de bajas emociones, pero sin crear desconexión.

Opción 2- Empiezas con un nivel de energía igual al suyo, pero enseguida lo vas modificando cada vez más, según avanza la interacción. Lo que estamos haciendo aquí, precisamente, es arrastrar a la chica a nuestro marco, que es lo que nos interesa para evitar esas zonas extremas de energía.

Ejemplo práctico: Si la chica esta bailando como una loca, tú puedes hacer lo mismo, sigues su marco para iniciar la interacción y cuando hagas el enlace a la charla es cuando vas parando poco a poco, no la sigues tanto pero sin dejar de hablar o preguntar. Irremediablemente, si ella quiere seguir contigo (y lo más seguro es que quiera, como mínimo por curiosidad) tendrá que adaptarse a tu energía para que todo fluya correctamente. Y ya la tienes en tu marco con una energía adecuada.

NIVEL ENERGÉTICO PERSONAL

Como has visto, el concepto de energía es fácil de entender, pero, en seducción todo se puede complicar hasta el infinito si queremos ahondar en ello. Hemos dicho que la energía es adaptable a cada persona, cada situación, etc. Pero, también es cierto que cada persona presenta un nivel energético característico. De forma natural, hay personas con más o menos energía en su día a día. Esto es muy relevante sólo con personas de nuestro entorno (que nos conocen) o con chicas que volveremos a ver después de la primera noche. ¿Por qué? Porque podemos generar incongruencia.

Al adaptar tu nivel de energía a la chica que quieres seducir, puedes estar cambiando tu nivel de energía habitual (es lógico hacer eso). Cuando no te conoce, no hay problema, puedes dar la imagen que quieras. Pero, cuando es una chica ya conocida o recurrente tienes que mantener cierta coherencia desde el primer día. Con esto no estoy diciendo que siempre tengas que usar exactamente la misma energía que mostraste el primer día o la misma energía que presentas en tu día a día. Pero sí que, no debes desviarte en exceso, para no parecer impostado o falso (o sea, incongruente). Esta variable, por supuesto, complica todo lo explicado en el epígrafe anterior de Cuánta energía usar.

Insisto en que el nivel energético personal no lo debemos tener en cuenta cuando salgamos a seducir a chicas desconocidas sin ningún otro objetivo a corto plazo.

NIVEL ENERGÉTICO DE UNA SITUACIÓN

Ya hemos visto como, a la hora de seducir a una chica en concreto, debemos tener muy en cuenta su nivel energético y adaptar el nuestro en consecuencia, de acuerdo con todo lo hablado en este post.

Pero, ¿qué ocurre cuándo todavía no estamos seduciendo activamente o aún no hemos escogido un objetivo? En esos casos hay que tener en cuenta tu nivel energético personal y el nivel energético del contexto. Como ya supondrás, no es lo mismo estar en una biblioteca que en un concierto de heavy-metal. En la biblioteca, si tu energía es demasiado alta, crearás incomodidad y desconexión con el entorno. O sea, estarás desubicado. Igual ocurre en el concierto, pero al contrario.

El problema es que existen situaciones en tu día a día que no son tan fácilmente clasificables. Por ejemplo, tomando un café, los descansos entre clases o en el trabajo, haciendo deporte o simplemente dando un paseo ¿Cómo escoger tu nivel energético ante las chicas que te estén mirando en dichas situaciones? Bueno, pues aquí hay que ponderar tu nivel energético personal (ya explicado) y el nivel emocional de esa situación. A mayor nivel emocional, mayor energía necesaria. Fácil.

El nivel emocional lo definimos como la cantidad de emociones que sientes y su intensidad. Por supuesto, depende del entorno y de los estímulos que recibas. Ejemplo. Si estás hablando con tus amig@s de temas serios o formales, la carga emocional es baja. Si estás de risas recordando las aventuras del finde pasado, las emociones aumentan y eso tiene que influir en tu nivel de energía.

Ánimo.

6 comentarios en “Energía de una interacción seductiva

  1. Alfa en proceso

    Hola Ángel, soy un antiguo lector de tu blog. Enhorabuena por tu regreso! No te imaginas la ilusión que nos hace tu vuelta!
    Quería preguntarte sobre algunos tips rápidos para ligar en el gimnasio, ya que el nivel de energía puede variar, y es un entorno seductivo muy interesante que, en general, creo que no sabemos aprovechar correctamente. Gracias de antemano y un placer volver a leerte!

    1. Hola! Muchas gracias por la bienvenida. Me alegra que sigas por aquí después de tanto tiempo. Espero que el «proceso» haya llegado a su fin en estos años, y si no, estoy seguro y confío en que lo hará en breve 😉

      Un abrazo!

      PD: respecto a tips para ligar en el gimnasio, hay varios importantes que tendría que explicar ampliamente para que se entendiera bien su sentido. Lo cual queda muy extenso y lioso en comentarios. Así que, prefiero subir un post con este tema y que la info sea clara y organizada. Entre hoy y mañana estará listo.

  2. olga

    Hola Ángel…
    Lo explicas de una forma que parece científica…con mente de físico 😄y el concepto aquel AFO (no recuerdo bien su traducción) sé que me pareció muy gracioso, tu blog es digno de ser descubierto, a mí casi no me interesa la seducción ni los encuentros sexuales sin más pero me parece un blog realmente curioso y divertido, muy original.
    Respecto al post, crees que se puede conseguir adaptar el nivel de energía, actividad etc al del otro o sólo podrá mantenerse en un encuentro para luego emerger la verdadera naturaleza de uno mismo?
    Y desaparecería su hechizo en caso de descubrir la chica que es una táctica y no se está siendo natural?
    Si una vez conseguido el objetivo sexual el chico pasa a comportarse como realmente es eso llevaría a la chica a sentirse estafada?

    Gracias,

    Felicidades!

    1. Hola Olga, gracias por comentar y por tus amables palabras.

      AFO es Aviso a Feministas y Ofendid@s 😉

      La teoría de la seducción es una mezcla de razonamiento, experiencia y conocimiento colaborativo acumulado a lo largo de la historia. Buscamos la verdad y lo hacemos de la forma mas científica posible; asumiendo que hablamos de personas y por tanto la variabilidad y condicionantes pueden ser infinitos. Aun así, igual que en la sociología, podemos identificar patrones muy fiables y de ahí las enseñanzas que se convertirán en ese conocimiento acumulado del que te hablaba.

      Independientemente de eso, la seducción no sólo sirve para conseguir sexo rápido de quien queremos. Esa es la parte más llamativa o frívola, pero hay otras derivadas más profundas como mantener una relación sentimental con buena salud, ganar autoestima o conocerte a ti mism@ (por qué reaccionas como lo haces y por qué te gusta lo que te gusta). A partir de ahí, saber aumentar tu atractivo sólo puede influir positivamente en todos los ámbitos de la vida (laboral, social, motivacional, etc).

      Respecto a tus preguntas, te contesto por orden.

      ¿Crees que se puede conseguir adaptar el nivel de energía, actividad etc al del otro o sólo podrá mantenerse en un encuentro para luego emerger la verdadera naturaleza de uno mismo?
      – Se puede adaptar en un encuentro o en varios, pero no para siempre. En general y por desgracia, la verdadera naturaleza siempre se termina manifestando, antes o después.

      Y desaparecería su hechizo en caso de descubrir la chica que es una táctica y no se está siendo natural?
      – Más que hechizo, es una influencia. Y la respuesta es sí, es lo que en seducción llamamos incongruencia y suele ser (no siempre) motivo claro de descarte.

      Si una vez conseguido el objetivo sexual el chico pasa a comportarse como realmente es eso llevaría a la chica a sentirse estafada?
      – En ese supuesto, el Factor Fulana trata de inducir a la chica a sentirse estafada, o decepcionada, sí. Que lo consiga o no, ya depende del conocimiento que tenga la chica de sí misma y de su propia sexualidad, del VALOR que el chico haya mostrado y de otros factores pasados y futuros de la interacción. En esa sensación de engaño se entremezclan instintos básicos con la educación social recibida que nos inculca, de forma totalmente errónea, que el sexo es «algo» que las chicas dan a los chicos. La seducción busca erradicar ese pensamiento y provocar en las chicas la necesidad de hacer sexo con el seductor, no de dar sexo. El matiz, es importante.

      Un abrazo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.