Abridores (2)

CONSEJOS SOBRE LOS ABRIDORES

– No es lo mismo ligar de día que ligar de noche, al igual que no es lo mismo seducir en momentos cotidianos que en momentos de ocio. Hay seductores que aconsejan para seducir de día usar los abridores directos. Mi recomendación ES LA CONTRARIA. Si te pones a ligar en la calle o cualquier otro espacio público ten en cuenta que la chica que te interesa quizás lleve prisa porque va al trabajo o a la facultad. Es posible que haya quedado con amigas y llegue tarde o tenga que comer con su familia. En definitiva, durante el día hay muchas posibilidades de que las chicas se encuentren plenamente en su estado racional y por eso, cualquier insinuación levemente sexual les hará desplegar sus defensas, pensar que eres un acosador, sentirse agobiadas y salir corriendo a la primera oportunidad. Por el contrario, de noche ya han acabado sus obligaciones. Seguramente vuelvan a casa tranquilamente o se encuentren en su tiempo de ocio; Igualmente en un pub, discoteca, concierto o botellón las chicas se acercan más a su estado pasional. Se han arreglado durante horas con el fin de gustar a los chicos y están ahí precisamente para socializar. Ellas saben que ellos salen a ligar y por eso no les va a extrañar que te acerques con fines lúdico-festivos.

– A la hora de escoger tus abridores ten siempre preparadas repreguntas y expresiones que alarguen la interacción. Las chicas no siempre van a participar activamente y de buena gana en los primeros instantes y por eso hay que evitar momentos en los cuales no sabes qué decir o cómo evolucionar la conversación. Por si acaso prepárate para hacer monólogos que empujen a la chica a participar en la conversación. Si no, es posible que sólo recibas de ella cosas como: “sí”, “no”, “bien”, “aquí”, “nada”, etc.

– Del mismo modo, cuando uses abridores de opinión, ten estudiada la respuesta a:  ”por qué me preguntas eso??”. Muchas chicas te harán ese comentario y no puedes quedarte en blanco. Necesitas tener una buena razón lista y convincente. Lo más normal es usar técnicas de “es que tengo una amigo al que le ha pasado tal cosa…, etc”.

– Si abres a un grupo de chicas que están hablando entre ellas asegúrate de incluir a TODAS en tu abridor. Eso te ayudará a integrarte en el grupo y que las amigas de tu objetivo no jueguen en tu contra. Ya habrá tiempo después de centrarte en la que te interesa. Si no lo haces así, la chica puede estar más pendiente de lo que piensen o dicen sus amigas que de ti y antes o después te dará el fatídico “bueno, tengo que volver con mis amigas”.

– Si tu abridor indirecto no ha salido bien y percibes que la chica se ha dado cuenta de que lo que quieres es ligar con ella, no sigas intentando engañarla. Descubre tus cartas y reconoce tu verdadera intención. “La verdad es que todo era una excusa para hablar contigo/conocerte ¿Qué tal me ha salido?” Y por supuesto, tampoco te justifiques ni pidas perdón por lo que quieres.

– En tus abridores de opinión, NUNCA uses el comentario inicial “necesito una opinión femenina”. Si dices eso las chicas traducirán lo siguiente: “tanto mis amigos como yo somos tan omegas que no tenemos amigas para salir y tampoco disponemos de chicas que nos hagan caso, por eso necesito tu opinión”. La chica que abras siempre se va a preguntar por qué le hablas a ella y no a cualquier otra. Si percibe que la has escogido porque está buena o sólo por ser chica tu VALOR caerá en picado. En vez de esa fórmula puedes utilizar “tú que vistes bien, contéstame a algo…” u “oye, ya que estás aquí cerca déjame que te diga…”, o “tú que pareces una chica seria…”

– A la hora de crear tus rutinas, siempre que puedas usa argumentos que te hayan ocurrido realmente o que pertenezcan a tu vida. Serán mucho más convincentes. Si aún así necesitas inventar grandes cosas para hacer más divertida la anécdota intenta que al menos estén basadas en tus gustos o experiencia reciente.

– Cuando abras a una chica evita expresiones faciales extremas. Los chicos se ponen muy nerviosos a la hora de abrir y eso provoca que no lleven el control de sí mismos lo que a su vez deriva en caras demasiado serias o demasiado alegres. No queremos parecer robots inexpresivos  ante la chica desconocida pero tampoco nos conviene un exceso de entusiasmo o sonrisa tonta y babosa. Es más atractivo un semblante tranquilo y afable que una sonrisa inmotivada.

– En este sentido, controla toda tu comunicación no verbal. Evita bamboleos, tics, miradas al suelo, movimientos bruscos y otros signos evidentes de nerviosismo o descontrol. Un truco para conseguirlo es NO CENTRARTE en lo que haga o diga la chica sino en ti mismo. Ya sé que es difícil, pero el triunfo no se regala.

– Al abrir a una chica no cometas el error de colocarte totalmente en frente de ella, bloqueando su paso o su visión del entorno. Es un acto demasiado intrusivo y ellas se suelen sentir forzadas. Tu abridor y tu estética son los que tienen que hacer que ella te mire y te preste atención, no la posición de tu cuerpo como un obstáculo. Además no es nada alfa querer que la chica te mire solo a ti o que te preste atención a fuerza de bloquearla.

– Mientras hablas, no te abalances ni inclines tu cuerpo sobre ella. Doblar el cuerpo hacía la chica, por mínimamente que sea indica sumisión y deseo de aceptación. Si eres sumiso estás demostrando no ser alfa y por eso a la chica no le hará falta testearte.

– Cuando estés abriendo a la chica que te interesa NO LA PERSIGAS. Mientras el abridor se desarrolla verás que ella empieza como a balancearse adelante y atrás, cambiar el cuerpo de posición e incluso alejarse y acercarse aleatoriamente. Esto es fruto de que ellas se ponen nerviosas con alguien que no conocen, les cuesta mucho admitirle en su espacio y desde luego no están acostumbradas a que un chico extraño les hable con esa familiaridad.  El resultado de esto son impulsos inconscientes de alejarse un poco de ti mezclados con otros que le animan a seguir la conversación y a saber más sobre ti. Por eso, cuando ella se balancee, se voltee, haga como que se va tú no la sigas. Si lo haces la vas a agobiar. Deja que se mueva libremente, que sepa que puede irse cuando quiera. Si se aleja demasiado no alces la voz, sigue en tu tono y al no entenderte volverá a acercarse.

– Si la chica que quieres abrir está a cierta distancia, no camines hacia ella directamente como si fueras un toro antes de envestir. Sé mucho más natural y fluido. Si puedes, hazle un gesto antes de acercarte.

– El abridor no es un fin en sí  mismo, sino sólo una herramienta para empezar a hablar con la chica. Por tanto, no lo estires más de la cuenta. En el momento en que ya estés hablando de forma fluida, déjalo de lado, olvídate de él y comienza el proceso seductivo. De hecho, generalmente cuánto menos dure el abridor resulta mucho mejor.

– No uses frases, ideas o conceptos demasiado complejos o que se presten a malas interpretaciones. Date cuenta de que no conoces a la chica y ella puede tener una forma de pensar o experiencia totalmente distinta a la tuya. Es típico ver como el seductor abre a una chica que le gusta y resulta que le tiene que estar explicando y aclarando lo que quiso decir al principio porque ella se lo tomo por otro lado que tenía nada que ver. Modo racional full power. END GAME.

– En cuanto a dar confianza evita los extremos. Si te tomas demasiada confianza, la chica estará incómoda de que la trates como si la conocieras de toda la vida. Aún no es tu amiga y por tanto hay ciertas licencias que no debes tomarte; lo puede interpretar como una falta de respeto. Si te tomas demasiada poca confianza la interacción se volverá fría e impersonal e incluso ella puede pensar que le tienes miedo o que no estás acostumbrado a hablar con chicas.

– No utilices abridores demasiado espectaculares. Si lo haces pueden pasar dos cosas:

a) Que no te salga bien porque no lo tienes interiorizado.

b) Que crees unas expectativas que luego no podrás cumplir. La intensidad de la interacción disminuirá y la chica se decepcionará.

– A la hora de abrir a una chica que te gusta ten en cuenta su personalidad y/o temperamento. Siempre es más fácil y agradable contactar con alguien simpático y abierto que con alguien borde y desconfiado. Si la tía que te gusta parece esto último y está con amigas, no pasa nada por abrir a alguna de ellas que sea más accesible, ganarnos su confianza y a partir de ahí empezar a proyectar VALOR para dar el salto a la chica deseada.

LA VERDAD SOBRE LOS ABRIDORES

Tras todo este tocho que he puesto sobre los abridores, ahora quiero explicar si la importancia que en la comunidad de seducción se le da a los abridores está verdaderamente justificada y si es cierto todo lo que afirman sobre ellos.

Te lo voy a decir muy clarito. El conseguir ligar o no con la chica desconocida que te interesa no depende única o directamente de tu abridor. El abridor FACILITA o COMPLICA nuestro acceso a la seducción pero pocas veces elegir un abridor u otro decide nuestro éxito seductivo.

Y me interesa justificarte por qué.

¿No te ha pasado nunca que te presentan a una persona y al segundo ya te has olvidado de su nombre? No lo retienes.

¿Por qué sucede esto?

– Porque no estabas atento a su nombre. Tenías tu atención puesta en la persona y su apariencia y por eso las palabras pasaron por tu cerebro sin almacenarse.

Esto es completamente lógico. Verás, cuando nos presentan a alguien que no hemos visto nunca es tanta la información que nuestro cerebro quiere (y tiene) que procesar al mismo tiempo que se ve en la necesidad de discriminar entre información importante y la que no lo es. Pues bien, para nuestro primitivo cerebro es mucho más importante la información NO VERBAL que el lenguaje. Imaginaos a nuestro ancestro mono en la selva. Si nunca había visto a un tigre, y de repente se topa con uno, al simio le interesa averiguar mucho antes si es peligroso para él, a si se puede o no comunicar.

Ahora volvemos a nuestros días, el abridor es lo primero que decimos cuando empezamos a hablar con una desconocida y por tanto, en esos primeros momentos la principal atención de la chica se va a centrar en tu comunicación NO VERBAL no en lo que sale de tu boca. Luego siguiendo este razonamiento llegamos a la conclusión de que el abridor es muchísimo menos importante que lo que tú expresas con tu estética.

Entonces, ¿por qué parece que si elegimos mal el abridor la chica pasa de nosotros?

– Porque posiblemente, no es que lo hayamos elegido mal, es que lo hemos efectuado mal. A lo mejor lo hemos llevado a cabo con poca seguridad, de forma incongruente o quizás hemos cometido cualquier tipo de error de los comentados en el epígrafe anterior lo que ha hecho que la chica nos juzgue con bajo VALOR.

En definitiva, lo que quiero transmitirte es que es mucho más importante el “cómo lo dices” que el “lo que dices”. Y muchos estudiantes de seducción cometen el enorme error de trabajarse unos abridores impresionantes y súper currados mientras descuidan su estética y su comunicación no verbal. Y claro, fallan. Pero el error no se encuentra en el abridor en sí, sino en ellos mismos y en su forma de ejecutarlo.

A pesar de lo dicho, está claro que un buen abridor siempre será mejor que un mal abridor porque como ya escribí más arriba, puede hacer que la chica se nos ponga más fácil o más difícil para continuar seduciendo; por lo tanto es un tema que, dejando claro que no es lo más importante, tiene su relevancia.

Pero, ¿cómo sabemos si un abridor es bueno o malo?

– Eso es lo que te voy a enseñar a continuación.

Hay dos aspectos que debemos tener controlados a la hora de ejecutar un abridor. El primero es elegir el tipo de abridor adecuado para la situación en la que estamos y la chica que pretendemos. El segundo tiene que ver con nuestra asimilación del abridor.

Ejemplo de la importancia del tipo de abridor:

Si quieres entrar a una chica que está estudiando en la biblioteca harías mal  en usar un abridor directo y sexual. Se va a asustar sí o sí. Igualmente tampoco sería recomendable preguntarle si es de Colacao o Nesquick (abridor de opinión) porque algo así estaría fuera de lugar con el entorno. Es mucho más fácil y útil pedirle la recomendación de un libro o preguntarle por lo que lee y enlazar con alguna conversación que tengamos preparada.

En cuanto a la asimilación del abridor. Si tú usas un gran abridor pero te tiembla la voz, dudas, tartamudeas, miras al suelo o pierdes el control de cualquier forma, su efectividad será baja. Es decir, si no tienes interiorizado el abridor, no te saldrá bien y sufrirás cualquiera de los síntomas que te he descrito. Por eso no hay ningún abridor infalible ni que funcione igual para todo el mundo, porque somos distintos y contamos las cosas de diferente modo.

Esta es la razón por la cual, siguiendo con la línea de la comunicación no verbal, es preferible tener bien interiorizado el abridor a que este sea muy espectacular.

Para terminar, ¿finalmente, qué importancia debemos darle al abridor dentro de todo el proceso seductivo?

– Importancia relativa.

Ya os he justificado antes como es más importante la forma en la que hablas que lo que estás diciendo y por tanto a la hora de abrir la estética es fundamental. Pero dicho esto, dentro de todo el proceso seductivo, desde que decimos hola hasta que terminamos en la cama con la chica que nos gusta, también más importante que el abridor escogido es lo que viene después del abridor; esto es, el enlace.

El enlace es lo que usamos para cambiar de tercio en la conversación y pasar del abridor a una conversación que de verdad nos interese y nos sirva para desarrollar nuestra técnica de seducción. Es decir, si nos quedamos en el abridor nunca podremos avanzar en la seducción ni presentarnos ni ganar confianza ante ella.

Factores_abrir

CÓMO FABRICAR TUS PROPIAS RUTINAS 

Las rutinas están formadas por el abridor propiamente dicho, la justificación y el enlace.

El abridor ya sabes lo que es; la justificación es la razón que das a la chica por la cual te has dirigido a ella y no a otra. Recuerda como ya dijimos que la chica nunca tiene que pensar que la hablamos sólo por ser chica o sólo por estar buena (excepto en los abridores directos). El enlace es la transición del abridor a la conversación general en la que nos apoyaremos para seducir.

Para aclarar estos tres conceptos dejo aquí el ejemplo de un abridor para daygame.

Apertura

Como ya ves se trata de un proceso indirecto, sencillo, simple, inofensivo e incluso divertido. Hasta el momento de los dos besos no hemos invertido nada y simplemente nos hemos dedicado a crear confort con la chica (por eso es un indirecto). Si la conversación siguiera ya sí podríamos empezar a invertir poco a poco:

– Sabes, es muy agradable hablar contigo, me siento a gusto. ¿Seguro que no nos conocíamos de antes? (primera inversión).

– No, seguro que no.

– Entonces quizás fuimos amigos en otra vida, porque en una ciudad tan grande no es normal dar con alguien con quien conectas así de bien (segunda inversión). Normalmente la gente va con cara de perro, jajaja. Les pides la hora y te perdonan la vida… (relajamos).

Evidentemente, nuestro primer objetivo es conseguir su número de móvil para quedar algún día ya que sabemos que su amiga está por llegar y puede llevársela rápidamente. Si no fuera así y descubriéramos que su amiga no será un estorbo, o que después no estará muy ocupada o tendrá tiempo libre pasaríamos directamente a tomar algo, dar un paseo e intimar en cualquier sitio discreto. Así de fácil.

Bueno, con todo esto creo que ya tenéis información de sobra respecto al tema abridores. Ahora sólo os queda práctica, práctica y práctica.

Ánimo.

16 comentarios en “Abridores (2)

  1. Guerrero de la vida

    Hola milhouse. Hola a todos. Este comentario va a ser muy, pero que muy largo. Pero necesito escribirlo porque me siento ahora como una mierda. Hace tiempo que no estaba con estas dudas y esta inquietud que me ha llegado hasta al punto de bajar mucho la autoestima como hacía bastante tiempo no la tenía. Y no entiendo por qué. Puede que todo parezca una tontería y que soy un inmaduro que parece que tiene 15 años pero, no sé, soy sincero y escribo lo que pienso yo ahora, lo que siento. Quizá me falte madurar todavía. Bueno, al lío:

    Poco a poco estoy dejando de ser un pringao. Estos dos últimos años he mejorado mi vida consiguiendo un empleo estable y bien pagado y unos amigos con los que salir de vez en cuando. También, después de mucho reflexionar, sé por fin qué meta o sueño quiero alcanzar o por lo que luchar en el terreno profesional. Y bueno, ahora, me queda el terreno personal: Quiero tener éxito con las mujeres, ligar, vamos.

    Estos dos últimos días, he estado sargeando de día con mis amigos. Y bueno, tengo el problema ese de que me quedo en blanco en medio de una conversación con una chica y entonces, eso: no sé qué decir para escalar. No soy capaz de llevar la cosa a mi terreno; ni siquiera hago Kino muchas veces. No tengo ningún plan establecido para abrir sets de 2 o más ni qué decir según que respuestas me hacen ellas. De hecho, hoy solo llegué a pedirle el número a una (no me lo dio; ella «no le daba su número a cualquiera»). Siempre es el colega quien lleva el peso de la conversación (él abre el set de 2 o más diciendo eso de «ustedes dos sois amigas de toda la vida ¿verdad?»; luego se pone a decir eso de, «yo creo que tú eres la mamá de ella cuidándola», o eso de, «yo creo que tú eres la tímida, por tu ropa creo que te gusta cantar rap» y cosas así del estilo). Yo me uno al instante y empiezo a intentar decir cosas más o menos parecidas y a intentar desarrollar conversación con las dos y luego, con la que tengo más cerca, comenzar una conversación más personal e intentar escalar. Pero nada, no lo consigo. Y sí: sé que en dos días, no se puede llegar a conseguir grandes resultados (para mí sería conseguir números, básicamente, me los den por compromiso o no), pero la verdad, estoy frustrado. Me da bastante enfado no poder escalar hasta conseguir crear atracción y pedir el número de teléfono. No soy capaz o no me atrevo; me atasco, vamos.

    El problema también es eso de parar a una mujer sola que viene caminando de frente. No sé qué decirle; qué plan ejecutar. Vamos, que no tengo facilidad para desarrollar una conversación de forma espontánea y de esa forma escalar para poder conseguir su número, besarla o algo equivalente. Siento que no tengo esas habilidades sociales; no soy capaz de de la nada, crear una conversación y a partir de ahí, escalar. No soy un natural de esos o esos que tengan «don de gentes»; no tengo esa habilidad social innata.

    Tampoco me atrevo a ejecutar un método directo.

    Aún así, estos días de sargeo, han sido impresionantes para mí porque he hecho cosas que nunca en mi vida había hecho antes y que pensaba que nunca iba a poder hacer. Estoy saliendo de mi zona de confort, aunque quizá demasiado rápido, no sé. A lo mejor me siento muy mal ahora por eso.

    He leído todos el post éste de las rutinas (la de la chica rara, soy tímido, chica compleja) y, no sé, pero siempre me parece que son solo ideales para la noche y solo en momentos muy «especiales» (cuando te quedas a solas con una chica y no hay nadie más alrededor pupulando atento a lo que haces o que distraiga a tu objetivo por ejemplo o cuando está sola esa chica). También he leído rutinas y abridores de Mistery, Style y esa gente (la de los anillos, eso de leerles la mano, lo de averiguar qué numero piensan del 1 al 10…) No sé, me encuentro como perdido, sin rumbo en esto. Necesito abridores convincentes para abrir a grupos sean mixtos o no y tener el plan todo muy detallado. Porque lo que siento ahora es, que, todo es muy complicado y va como muy rápido, es decir, me viene grande detectar los posibles idis de las chicas, sus aros, sus test, saber qué responder según qué me digan, cómo actuar según qué ocurra… Me siento como perdido, me sobrepasa. Nunca creí que ligar fuera tan complicado ni que me fuese a afectar tanto el no conseguir resultados positivos. Quizá todavía no pueda asimilar que tengo un gran valor, no sé. A lo mejor todavía no me he creído que realmente, pueda llegar a tener éxito con las mujeres.

    Mi físico es la de un macho alfa aunque sea bajito (creo). Mido 174 cm, no estoy gordo, soy ancho de espaldas y tengo unos bíceps, tríceps y pectorales bien desarrollados. La parte baja del cuerpo está proporcionada con esa parte alta. No tengo cuerpo de un culturista profesional pero estoy «marcado»; estoy satisfecho con eso. Antes usaba gafas de pasta y ahora no, actualmente uso lentillas. En cuanto al pelo y la barba y el bigote, tengo un aspecto parecido al del personaje protagonista que el actor Keanue Reeves interpreta en la película «John Wick». Cuando vi a este actor en esa película hace tiempo, lo tuve claro: Mi aspecto físico quiero que sea como la de ese personaje en cuanto al pelo y el bello de la cara. Eso sí, no voy en traje como él, pero sí uso camisetas blancas ajustadas combinadas con pantalones vaqueros grises y botines marrones.

    El lenguaje corporal es el de andar erguido, con la espalda derecha y cabeza al frente… En fin, que no voy asustado ni hago tics raros ni movimientos bruscos, ni me inclino hacia las chicas ni nada de eso. También tengo una voz grave y más o menos pausada cada vez que abro a alguna. Hablo de forma relajada y segura, vamos. No tengo miedo de hablar con ninguna.

    Lo que quiero decir en los dos anteriores párrafos, es que, no creo que el problema sea de estética. No creo tampoco que sea eso de que la forma en la que diga las cosas sea mala. Solo que siento que no tengo esos recursos orales. Siempre me quedo pensando «¿y qué mierda digo y hago ahora?». Es frustrante.

    Bueno, esto ha sido más un desahogo que otra cosa. Me siento muy mal, como un basura que no sirve para nada.

    Saludos a todos.

  2. Elpringadoreciente

    Muy interesante este post, Milhouse. Cuando he leído la última parte se me ha venido una idea que no se si ya la tendrás creada o no en otro artículo, estaría bien unos posts sobre ejemplos fallidos/acertados que hayas tenido con las chicas, describiendo al situación, tipo de chica, lugar, etc… Y explicar un poco lo que crees que ha ocurrido (porque has fallado, acertado…) no se si ya habrás hecho esto, pero te lo digo como una idea que puedes implementar, ¿qué te parece?

  3. Fabrizio

    En su momento le dedique tanto empeño a la realización de las rutinas que descuide la comunicación no verbal. Por eso cuando hablaba con las chicas parecía que estaba leyendo mi cuaderno de rutinas en vez de centrarme en mi comunicación no verbal. Yo creo que lo mas recomendable es hacer rutinas con historias reales que te hayan sucedido, de esa forma es mucho mas fácil y te podes concentrar de lleno en el juego no verbal, es decir que las palabras en sí no interesan, sino que solo importa la historia que representan esas palabras en tu mente.-

    Abrazo!

    1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Fabrizio. Muy buena aportación. El éxito de la rutina depende de que forme parte natural de tu personalidad, pero también de que encaje con el momento en cuestión. Ante la duda, siempre tienes disponibles los abridores situacionales que no precisan de ningún tipo de guión previo. A veces (sobre todo de día) simplemente sacar una conversación normal es suficiente para comenzar el proceso seductivo, o sea, no es necesario impresionar a la chica ni nada parecido. Eso sí, hay que cuidar la estética desde el momento cero.

      Un abrazo.

  4. Hola Milhouse!

    Gracias x tu estudio y esfuerzo. Mi admiracion de nuevo. Aunque esta vez voy a discrepar con vos en dos asuntos. Con el maximo de mis respetos.
    1. Dices q la noche van de ocio y estan mas accesibles al juego de la seduccion xq se han pasao horas arreglandose. Creo q es un error. No se maquillan y se ponen wapas pa nosotros sino para sus amigas . Q estoy loco? Pos no. Es asi. Quieren ser las lideres o Alfa del grupo.

    2. Yo prefiero x el dia y entre semana la seduccion. Creo q es mucho mas sencillo. Xq? Facil. Estan mas relajadas y su mente racional tienen dogmatizado el juego de seduccion para el finde. Sus defensas estan sesteando…

    Y nada mas. Quien tiene razon? Tu , yo, ninguno…? Supongo q no importa. Yo disfruto debatiendo y mas aun con personas como vos.

    Un saludo!!!

    1. No pasa nada porque no estés de acuerdo en algunas cosas. Admito poder estar equivocado 😉

      Sin embargo, en relación a tus dos puntualizaciones te invito a reflexionar lo siguiente.

      1. Verás, estudiando experimentalmente el tiempo que las chicas tardan en arreglarse, a grandes rasgos se puede decir que hay dos factores que influyen en dicho tiempo: la presencia de chicos y la cantidad de chicas.

      Presencia de chicos: ¿Una chica que saliera de fiesta se pondría minifalda, taconazos de 14 cm y un buen escote si supiera que no se va a encontrar con ningún chico? Yo creo que no.

      Cantidad de chicas: A mayor número de chicas MAYOR competencia entre ellas por la atención de los chicos y por tanto más cuidado pondrán en arreglarse.

      Es decir, esa competición que tú identificas entre las chicas, no es intrínseco a ellas, sino a los chicos que las estén observando. Si no existieran los chicos, esa competición por ser la más guapa, moderna o conjuntada no serviría de nada.

      El nivel alfa, tanto de chicos como de chicas, no está relacionado con la belleza. Ser alfa te hace ligar (sólo en los chicos), pero ligar no te convierte en alfa.

      Ejemplos:
      – Si en un entorno siempre hay muchos chicos y pocas chicas, ellas se arreglarán menos porque la competencia es pequeña. Tienen chicos de sobra.

      – Si en un entorno hay pocos chicos y muchas chicas, ellas se arreglarán más porque la competencia es grande. Quieren potenciar su imagen ante ellos.

      2. Por el día las chicas están más relajadas pero inmersas en su estado racional. Por tanto el esfuerzo que ganas por no tener las defensas activas lo pierdes en sacarlas a su estado pasional. En cambio de noche ocurre lo contrario. Sus defensas se encuentran más altas pero se están divirtiendo y por ende ya las tienes en el estado adecuado para seducir. ¿Qué es mejor? – Depende de los gustos de cada cual.

      Saludos!!

  5. bond

    Muchas gracias por tu asesoramiento. Me va a servir de mucho. En principio me había planteado lo de la confianza y confort pero el respeto y el interés también resultan imprescindibles en esto. Voy a ser suplente de otro profesor en un colegio. No sé como son exactamente mis futuros alumnos pero son adolescentes y es altmente probable que no les interese estar ahí dentro ni estudiar ninguna asignatura. La materia es literatura. Los temas puedo elegirlos yo respetando el programa aunque estimo que tendré libertad como cualquier profesor de dar lo que considere según el contexto en el cual esté ubicado. Sólo hablaré con ellos en la sala clase, fuera de la misma es todo diferente y podré manejarlo de otra forma. El tema es lograr que el grupo responda aunque a priori no le guste mucho ir al colegio. No sé si existe algún abridor que fusione los tres aspectos que mencionabas antes (confort/respeto/interés) y en caso contrario cual priorizar desde el inicio para ir luego a por los otros?

    1. Con un grupo de adolescentes lo primero es el respeto (como en casi todo), porque teniendo su respeto después ya puedes ir trabajando otros factores poco a poco con el pasar de los días y semanas. En cambio si el respeto falla de principio, no sólo ya no recuperarás los mandos de la clase sino que todo lo demás que puedas conseguir quedará ahogado por la ausencia de control y disciplina.

      Para lograrlo, más importante que el abridor es la estética que muestres ante ellos en los primeros momentos.

      Saludos.

      1. bond

        Tu aconsejas una estética que busque impresionar o intimidar como en los post que ya has elaborado sobre ella? temo que eso va en principio a conspirar con lo del confort al que aspiraba pero como dices sin respeto no hay nada.

        Saludos y gracias de nuevo.

        1. En el universo físico al que pertenecemos nada es gratis, si ganas algo tienes que perder otra cosa en la misma proporción. Si no se cumpliera ese principio, estarías creando de la nada y eso, hoy por hoy es imposible 😉

          Saludos.

  6. bond

    Interesantisimo todo lo relativo a los abridores. Estaba pensando que podrian utilizarse para cualquier interacción, y no solo en plan de ligue. Yo por ejemplo tengo que dar un cursillo dentro de poco y sería bueno tener un abridor que me permita captar la mayor atención posible para generar un vínculo favorable. Es una manera de seducir también pero con fines distintos. El tema es encontrar algo acorde que actúe como disparador para poder así pasar al contenido propio del curso. La idea es maximizar la motivación de los asistentes. Podrías asesorarme solo un par de abridores breves para desarrollar o luego su práctica? ya te digo que no va dirigido a una chica o chicas en especial sino a todo un grupo de personas. Tampoco pienso ser un animador o iniciar un monólogo pero considero que no estaría nada mal salir un poco de la típica formalidad acartonada para distender el clima involucrandolos a todos ellos desde el inicio.
    Ojalá hayas podido entender la idea y tengas alguna sugerencia. Respecto al blog demás está decirte que tu labor aquí es admirable, haces de simples temas muy profundas apreciaciones y eso denota una notable capacidad sustentada en la propia experiencia y el trabajo metódico. Como bien dices hay muchos sitios en la web que tratan sobre seducción pero son muy escasos los lugares donde encuentras un alto nivel de calidad en el desarrollo de los temas a tratar. Este sitio que conduces se encuentra entre esos escasos lugares que suponen un oasis frente a un arido desierto. Digo esto de corazón porque soy agradecido de todo aquella gente que se desmarca como tu en un terreno y ayuda a otras personas. Esa gente esta salvando el mundo. Son pequeños héroes silenciosos y por eso mismo aumentan su mérito.
    Bueno disculpa que la consulta no tenga tanto que ver con la seducción que aquí se plantea pero nada pierdo comentandolo. Tampoco estoy postulandome para ningún cargo público ni busco que voten por mí en nada, que no se entienda mal, era simplemente un intento por amenizar ciertos espacios con gente desconocida.
    Un abrazo.

    1. Sin más información es difícil darte consejos porque depende de muchas cosas como el lugar en el que quieres empezar a hablar (fuera de la sala o en la sala), el tema de las clases (no es lo mismo física crepuscular que animación sociocultural), la edad de los alumnos (los adolescentes no plantean los mismos problemas que los adultos), la motivación que tienen para asistir (no es igual ir obligados por sus padres o por la empresa que hacerlo de forma voluntaria), el número de asistentes (grupo pequeño o grupo grande), el sexo (las chicas suelen portarse mejor que los chicos y ser más dóciles), si el curso es de pago o no (no es lo mismo haber pagado por algo que tienes que aprovechar a que sea algo gratuito), el método de evaluación (no es lo mismo un examen que evaluación continua), y un largo etcétera más.

      Porque de nada sirve hacer un buen comentario si no te oyen o no te prestan atención o no te entienden o no te respetan.

      A partir de aquí tienes que decidir qué es lo que buscas con tu abridor. Y pueden ser tres cosas:
      – Crear confianza y confort (el grupo está tenso o nervioso).
      – Crear respeto/admiración (el grupo está despistado o desinteresado).
      – Crear interés y mantenerlo (el grupo está centrado en ti y tiene altas expectativas).

      Por lo que comentas, presupongo que lo que buscas es la primera opción, crear confianza y confort en tus alumnos. En este caso lo mejor es hacer algún comentario sobre algo cotidiano, normal, con el que se identifique la mayoría. Es decir que no te vean como algo demasiado distinto a ellos y así te acerques a su realidad.

      Ejemplos:
      “¿Hola, qué tal el finde? ¿Mucha fiesta? ¿Os dura la resaca o ya se ha pasado? A ver, no veo muchas ojeras, bien. Pues tengo una mala noticia: quedan 5 días para la siguiente. Así que vamos a lo nuestro” Y empiezas. (Para un público joven).
      “Buenos días. Os veo con ganas y ánimo y fuerza… tenéis unas caras de ilusión tremendas!! ¿Estáis deseando que empiece verdad? Venga pues no os voy a hacer sufrir más, comenzamos” (Para un público adulto).

      O si lo que quieres es presentarte al mismo tiempo puedes decir: “Hola me llamo tal y voy a ser vuestro excelentísimo profesor de X. Tengo que deciros que aquí mando yo y no podéis hacer ningún tipo de pregunta… (muy serio dejas pasar unos segundos) Es broma, eh. Podéis hacer preguntas con libertad, aunque me gustaría que las preguntas estuvieran relacionadas con la materia. Y por cierto, no hablo de mi vida privada!!”

      Evidentemente, también habría que tener en cuenta tu estética, tu personalidad y la forma en que explicas las cosas, porque no hay dos profesores ni alumnos iguales.

      Te agradezco las palabras que me dedicas. Es agradable que te reconozcan el trabajo y mucho más que sepan ver la complejidad que hay detrás de cada párrafo que se plasma. De ahí a ser un héroe silencioso pues va un trecho. Me conformo con crear algo que sirva a los demás y que contribuya, como bien dices, a hacer un mundo mejor, aunque sea infinitesimalmente.

      Un abrazo.

  7. Véidos

    Muy interesante !!

    Seria posible que pusieras un par mas de ejemplos como el del dygame pero para otras situaciones como en una discoteca o un bar?

    Enhorabuena por el blog, haces un gran trabajo.

    1. En principio dejo el post como está. La finalidad de un ejemplo es cubrir todos los casos posibles para evitar trabajo y que el texto sea demasiado largo.

      Por el momento practica con la información disponible y si en el futuro tienes problemas abriendo en discotecas o bares recuérdamelo y vemos lo que se puede hacer.

      Saludos y gracias por tus palabras!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.