Seducir en el gimnasio

Los gimnasios son escenarios casuales y por tanto heredan las características seductivas de dichos entornos. Por su propia naturaleza, también presentan particularidades que no se dan en otros ámbitos con la misma clasificación.

Escenario casual: situación habitual o entorno ordinario, en el que la persona se encuentra por elección propia, preferencia, o necesidad, no por obligación.

INDICACIONES Y CONSEJOS

1

Nunca debes empezar a seducir sin conocer, interpretar, o al menos, imaginar las sensaciones de tu objetivo. Por ejemplo, qué influencia causa el entorno en ella o cómo se siente realizando esa actividad concreta. Esto se aplica a cualquier escenario, y también al gimnasio.

Existe la creencia general de que en los gimnasios las personas están muy abiertas a la socialización y, en concreto las chicas, receptivas a ser abordadas por esa mezcla de actividad física, música y endorfinas. Pues eso no es del todo cierto. Existen condicionantes que boicotean algunos intentos seductivos.

Normalmente, cuanto más atractiva es una chica, más preocupada se muestra por su aspecto. Incluso hasta niveles obsesivos. La experiencia ha hecho que ella sea consciente del poder de su físico, la importancia que otras personas (hombres y otras mujeres) le otorgan y todo lo que puede conseguir con él. En tanto en cuanto estar buena es algo con lo que naces y te ha venido de gratis, mantenerlo cuesta mínimo esfuerzo. De ahí que el estar siempre perfecta poco a poco se convierta en una exigencia para ellas, ya que el bienestar diario que consiguen, depende en gran medida de esa perfección.

Ejercicio práctico: observar y registrar cuántas veces se coloca el pelo una TB cualquiera.

¿Por qué te cuento todo esto? – Porque en un gimnasio, las chicas están cansadas, sudadas, posiblemente con coleta o despeinadas, poco maquilladas, etc. Esto que para nosotros es normal y consustancial al ejercicio físico, en ellas causa inseguridad, por la razón que te comenté anteriormente. Es decir, ellas saben que no están perfectas (atractivamente hablando) y esa sensación las va a mantener en estado racional.

¿Y eso que implica?- Una dificultad añadida a la hora de subir de nivel. Las chicas en el gimnasio tienen las defensas muy activadas, aunque el radar no tanto. En otras palabras; si la chica capta algún tipo de interés por tu parte (da igual que no sea sexual) en ese momento en que no puede dar su mejor imagen, el resultado es una incomodidad que va a lastrar esa interacción. Entonces, nosotros como seductores, podemos malinterpretar su actitud pensando que es antipática, que no está receptiva, que se trata de algún test desagradable o, peor aún, que es algún tipo de chica a evitar. Es decir, estaremos errando el diagnóstico.

Entonces, lo que hay que hacer es, usar el gimnasio como una herramienta de socialización, no tanto de seducción (aunque es imposible desligar esas dos ideas). Debemos tener mucho tacto a la hora de realizar inversiones, mejor pequeñas y periódicas, y buscar como objetivo principal llevar esa relación al mundo exterior. ¿Por qué? – Porque cuando quedes fuera, ella ya vendrá con su aspecto optimizado y con su seguridad habitual, lo que redunda, al final, en su confort.

2

Una regla importante en escenarios casuales, es que no tienes que desviarte del motivo por el que estás allí. Lo contrario te haría incongruente con tu nivel alfa. Si vas a una biblioteca, tienes que leer. Si vas a un gimnasio, es a entrenar. Un triunfador ya tiene una vida social rica y abundante, no necesita ir a un gimnasio para conseguir amig@s o seducir ¿Entiendes? Si la chica detecta que vas allí con motivaciones espurias (por pasar el rato, por hablar, por postureo, etc) pensará que eres un hombre sin las cosas claras, indefinido, que está fuera de lugar. Irremediablemente, rebajará tu VALOR.

3

No mires a la chica!! Insisto en esto, no la mires. Por muy discreto que te consideres, ella lo es más y te detectará antes incluso de que seas consciente de que tu mirada la busca. Esto es importante, porque cuando algo nos atrae, de forma automática nuestra atención se centra en ese algo. Ya sabes que las chicas están, no solo especializadas en captar chicos interesados, sino también entrenadas para eso (es una herramienta de descarte). Entonces, lo peor que te puede pasar es que te vea venir, o sea, que ella sepa que tarde o temprano la hablarás o forzarás una interacción ¿Por qué? – Porque en el momento en que ella sea el premio, tú ya no eres alfa (hablo de método indirecto, claro).

4

No la interrumpas. A no ser que tu abridor tenga que usarse en un momento preciso por la razon x, está completamente desaconsejado interrumpir a la chica de algo importante que esté haciendo. Puedes usar los descansos entre series, pero nunca cortar un ejercicio ¿Por qué? -Porque si interrumpes a una persona desconocida por una tontería (como suelen ser los abridores), primero la estás molestando y segundo, plantarás en su mente la impresión de que en cualquier momento puedes volver a incomodarla. Eso es súper negativo en un lugar tan acotado.

¿Y si en los descansos está ocupada hablando con amigas u otros tíos? -En ese caso, tienes que hacer una apertura de grupo, obviamente, y después integrarte en él.

5

No hables solamente con ella. Antes hemos dicho que no vas al gym a socializar, pero eso no significa que no puedas ser sociable cuando surja de forma «natural», es decir, no buscado por tu parte (eso es lo que tiene que parecer). La sociabilidad es un aspecto positivo del VALOR masculino, perteneciente a la ventaja. Si resulta que solo eres sociable o dicharachero con ella, ya estás dando pistas de lo que buscas realmente. De la misma forma, si solo eres sociable de vez en cuando o solo con determinadas personas, el VALOR disminuye.

¿Y si únicamente hablo con ella porque solo me interesa ella, no se sentirá halagada o especial? – Depende de tu VALOR, pero ya estarías en una seducción directa, con todas las dificultades que este estilo de seducción conlleva y además, desaconsejada en el gym por lo que te expliqué en el punto 1.

6

No conversaciones largas. Es mejor ir y venir que estar mucho tiempo seguido conversando. Ni siquiera cuando ella te incite a hacerlo. En ese caso, ya te está dando el motivo perfecto para quedar con ella fuera. Recuerda que, usar un método indirecto no implica ser beta ni tragarnos su basura. Un alfa no hace nada que no le reporte algo valioso. Y escuchar sus problemas en lugar de entrenar, no es muy valioso para nosotros. Por otro lado, recuerda también que el tiempo de un alfa está muy cotizado. No debemos derrocharlo y siempre hay que dejar a la chica con ganas de más, precisamente, para avanzar en la seducción. Así que, si quiere más, que pase por nuestro aro.

7

No la agobies. Relacionado con el punto anterior, no seas demasiado intenso a la hora de buscarla para hablar. No parezcas emocionado o desesperado por saludarla siempre que coincidáis. En un lugar cerrado, en el que sabe que te va a ver más veces, es mala idea pecar de encontradizo. Intenta que las charlas sean lo más naturales posibles y dale todo el espacio del mundo. No queremos que venga cada día sabiendo que la vas a abordar en algún momento del entreno.

8

No siempre hablar con risas y cachondeos. Dale matices a tu conversación. Si te enfocas solo en un estado emocional, la chica te va a percibir simple y no sentirá la necesidad de seguir conociéndote fuera del gym. Cuando tengas un motivo de risa, te ríes, pero cuando tengas algo serio que decir, no te lo calles, puedes compartirlo igualmente. Un gym no es una discoteca ni un momento de fiesta, o sea, no hace falta que todo contacto con ella termine en un festival de arcoiris y unicornios. Sé congruente también con el entorno.

¿Pero si la hago reír, no aumentaré su estado emocional? – Sí, pero a cambio vas a hacer que tu humor se vea cotidiano y pierda interés. Aparte de que, de la efusividad al payasismo solo hay un paso muy pequeño.

9

No intentes cerrar el primer día. A no ser que estés en un gimnasio al que no vayas a volver o en el que vas a cambiar tus horarios, ese sitio será recurrente, así que, no tienes prisa ninguna en forzar el cierre (tfl, quedar, RRSS, etc). No permitas que su radar te detecte, date tiempo, madura la interacción. Crea esa curiosidad y esas ganas de descubrirte fuera de allí, de saber más de ti, de alargar vuestras conversaciones. Un alfa está servido de ligues y de amig@s por tanto no hay prisa en conocer a alguien, a no ser que ese alguien se lo haya merecido invirtiendo en él, claro.

10

Averigua su motivación para estar en el gym. No hace falta que hagas de detective, se lo puedes preguntar directa o indirectamente sin problema. Aparte de que resulta una información muy valiosa, una vez que te diga su motivo tú: lo entenderás, lo compartirás o lo complementarás. Entenderlo significa estar de acuerdo y validar su opinión. Compartirlo implica que tu motivo es el mismo (qué casualidad!). Complementarlo se basa en que tu motivación es distinta a la suya pero resulta compatible y enriquecedora.

Ejemplo práctico (compartir).
Ella: mi trabajo es muy estresante y venir me ayuda a equilibrarme.
Tú: yo igual, cuando tengo muchos asuntos en la cabeza me escapo y vengo para… bla, bla, bla.

Ejemplo práctico (complementar).
Ella: me estoy preparando para un triathlon.
Tú: yo vengo para tener un físico musculado, pero nunca descuido el nivel cardiovascular porque… bla, bla, bla (no hace falta que sea verdad).

¿Qué ganamos con esto? – Conexión, identificación (efecto «almas gemelas» de sus fantasías).

11

Cuidado con los monitores. Aquí no puedo darte una indicación categórica porque depende de muchos factores, como por ejemplo su forma de trabajar, su personalidad, su edad, la cantidad de gente que tenga al cargo, etc. Ser colega de los monitores siempre te va a proporcionar cierto valor de sala, pero puede ser un arma de doble filo. Me explico.

A veces, ser amigo del monitor hace que respete tus interacciones y no venga a molestar cuando estás hablando con la chica. Pero, otras veces, precisamente esa confianza, permite que se arrogue la libertad de meterse donde no le llaman.

Lo mejor es, o bien coger mucha confianza con él, o lo contrario, guardar toda distancia y formalidad. Si optas por la primera opción, que tu amistad sea suficiente como para indicarle asertivamente que no venga a interrumpir cuando estés hablando con alguna chica (nunca personalices, no necesitas dar pistas de tus objetivos). Si decides guardar distancia, que sea total. Que haya tanto respeto entre vosotros que una mala mirada sirva para hacerle entender que no necesitas tenerle cerca.

12

Cuidado también con el Factor Fulana. Normalmente, en los gyms, la gente va a las mismas horas, lo que significa que, más o menos, siempre te encuentras con las mismas personas. Esto puede crear un ambiente de «conocimiento» o compañerismo que afecte al FF en el caso de que la chica tenga pareja o simplemente alguien pueda oír como inviertes en ella (FF externo).

13

Derivado del punto anterior, no tomes riesgos innecesarios. Si por cualquier razón metes la pata con una chica en tu horario, te la vas a tener que estar comiendo siempre que vayas. Amén de la influencia negativa que esto puede tener en otras chicas que hayan presenciado un colegueo que luego se terminó. Si ven eso, imaginarán lo que ha ocurrido y te van a poner en su lista negra simplemente por empatía con la otra chica. Recuerda, las inversiones grandes, fuera del gym.

14

No hables de su físico. El gimnasio es un lugar que, obviamente, se presta a comentarios físicos de las personas. El problema es que las TBs a veces tienen complejos tan diversos que no los vas a descubrir hasta que ya sea demasiado tarde. Por ejemplo, te puede parecer buena idea alabar sus gemelos como algo inocente y juguetón, pero a lo mejor resulta que a ella le parecen demasiado grandes o poco femeninos. Ahí, sin quererlo, has puesto el énfasis en su complejo y la vas a caer mal ya de primeras.

Ojo, tampoco se te ocurra criticar el físico de otr@s chic@s en su presencia. Aunque te siga el rollo o incluso se ría, por dentro está tomando buena nota de tu actitud y puede llegar a pensar que harás lo mismo con ella.

15

No compitas con la chica. A no ser que lo hagas de broma o como un juego divertido para ambos!

Si estás en mejor forma que ella no necesitas demostrar tu fuerza o masculinidad a su costa. Primero, porque la chica ya sabe que deberías ser más fuerte y segundo porque si te hacen falta demostraciones de ese tipo, seguramente no seas alfa. Además, hacer eso afecta gravemente al romance percibido (sí, ese nunca bien ponderado aspecto del VALOR) ya que la fuerza de un hombre debe estar para «protegerla» no para sobrepasarla.

AFO: «Pero hay chicas que son más fuertes que muchos chicos». – Sí, pero no es lo común. La testosterona nos ofrece más fuerza, energía y resistencia que cualquier otra adaptación física. Amén de que nuestra estructura y tejidos conectivos también son más densos y compactos a igualdad de masa. La biología es caprichosa.

Si ella está en mejor forma que tú, vas a denotar debilidad e incapacidad de protección, lo cual vuelve a afectar directamente a tu VALOR. Ojo, no estoy diciendo con esto que seas débil o incapaz; hablo de la sensación inconsciente que tendrá la chica.

AFO: «Las mujeres ya no necesitamos que ningún hombre nos proteja ni buscamos eso en una relación moderna» – Racionalmente ni lo buscáis ni lo necesitáis, pero el reflejo genético de que en el pasado (prehistórico) sí fue así queda gravado en las preferencias sexuales. O sea, un hombre capaz de protegerte y con voluntad de hacerlo es más atractivo aunque no necesites que lo haga.

16

No descuides tu estética. A veces, los chicos se visten con cualquier cosa que encuentran para hacer ejercicio. Total, qué más da, si lo vas a sudar, arrugar y desgastar… Esto sucede, en ocasiones por desinterés, pero otras tiene que ver con los instintos masculinos. El hombre está biológicamente especializado en centrarse en una sola tarea, a la cual le otorgará toda su atención. El resto, pasarán a un segundo o tercer plano de importancia. Como supondrás, esto proviene de la adaptación a la caza de nuestros antepasados primitivos. Siguiendo este razonamiento, cuando lo importante es entrenar y estar en forma, existe mucho peligro de que descuides tu vestimenta y equipación. Bueno, pues las chicas siempre interpretarán eso como un signo de dejadez.

Verás, las chicas piensan que tu interés por cuidar los detalles es un reflejo de tu capacidad por cuidar y atender a tus seres queridos. También del cariño que posees y empleas en aquello que te importa de verdad. Y todo eso, es valorable atractivamente hablando.

Así que, pon interés es vestir con ropa limpia, moderna y conjuntada. Que sea específica de gym, que no parezca reciclada de otros deportes. Respecto al tipo de prendas, sácate partido. Si tienes algo de barriguita, no te pongas una camiseta elástica que la destaque, usa una regular-fit. Mientras tengas piernas de pollo, no uses mallas. Las zapatillas, que no estén desgastadas ni aparenten viejas. Igual con la bolsa o la mochila. No uses la que llevas al futbol o la que tenías en casa de ir al instituto. Utiliza desodorante, pero no huelas a desodorante. Emplea un perfume específico para la actividad física. Tiene que ser cítrico, para aportar frescura o jabonoso para imprimir limpieza. Los acuáticos también pueden servir, pero con cuidado, porque algunos no reaccionan bien con el sudor. De la misma forma, no vayas con barba de tres días a no ser que la uses en tu imagen personal. Usa guantes, toallas, cintas… límpiate el sudor después de cada serie, no andes goteando o salpicando, aunque quede muy pro hacerlo. Igualmente, limpia las máquinas que has usado y deja colocados todos los accesorios. Cuesta muy poco y es un buen hábito.

17

Contagia tu pasión. Un hombre alfa no hace nada que no le apasione. Siempre tiene un por qué y una razón clara. En todo lo que emprende, se emplea al 100% con fuerza e ilusión. Y el gimnasio no es una excepción. Muéstrate concentrado en tus ejercicios. Usa complementos y accesorios. Apunta tus avances, toma suplementos, prueba cosas nuevas, modifica tus rutinas cada cierto tiempo, márcate objetivos a medio plazo. Los estados emocionales se contagian y si las chicas te perciben con un alto nivel de entusiasmo e ilusión por esta actividad, querrán participar de esa experiencia emocional. La atracción por un hombre con metas, objetivos, ambiciones y proyectos también incluye el terreno físico, de salud y personal.

Ánimo.

7 comentarios en “Seducir en el gimnasio

  1. Olga

    Lo de no te pongas mallas mientras tengas patas de pollo me hizo reir…estuvo muy gracioso.
    Yo soy de las raras pues me atrae más alguien vestido con una camiseta vieja que ir todo conjuntado pues entonces me resulta un poco vanidoso.

    Gracias por hacerme pasar un
    buen rato Ángel

    1. La vanidad bien entendida y bien usada no tiene nada de malo. De hecho es un rasgo alfa. No solamente has que ser buen@, sino saberte buen@, porque eso va a condicionar tu comportamiento y tu seguridad personal, entre otras cosas. Si necesitas que los demás te digan lo buen@ que eres, estás fallando por partida doble; primero, porque tus creencias están dependiendo de la voluntad de los demás (de adularte o no, de decirte la verdad o no) y segundo, porque estás confiando tu realidad a personas que compiten contigo y no quieren lo mejor para ti. Por eso, el primer admirador de un alfa siempre es él mismo. Por norma general, el entorno tiende a infravalorarte y para evitar que eso te afecte necesitas:

      1- Compensar esa resta de valor con tu propio ego, o vanidad.

      2- Tomar las acciones necesarias para que tu valor se vea mucho más alto de lo que en realidad es. De esa forma, aunque los demás consigan restarte parte de ese valor, seguirá estando alto.

      Un abrazo!!

      PD:

      «La vanidad es sin duda mi pecado favorito»

      -Pactar con el Diablo, 1997.

  2. Alfa en proceso

    Hola Ángel!
    Un post muy completo y muy chulo, creo que clarifica bastante la línea a seguir para poder tener garantías con las TB del gimnasio. Es un entorno que considero positivo para socializar y compartir experiencias con gente cuyos objetivos y actitudes suelen ser afines a la superación y el deporte. Estoy especialmente de acuerdo en el apartado de pequeñas inversiones y en el de tener cuidado con los monitores (les encanta enseñar técnicas a las chicas y siempre que pueden aprovechan para meter fichas a diestro y siniestro, mientras que luego ves a más de un hombre desatendido y haciendo unos ejercicios con una técnica espantosa).

    A parte de ser un lugar en el que el deporte es el protagonista, siempre se alegra uno la vista con esos tops deportivos que no dejan indiferente a nadie, lo que da una motivación adicional para entrenar jejeje, a parte de por supuesto la de mejorar uno mismo. Algo bueno que se puede sacar de esto, es que al ver todos los días tantos cuerpazos de chicas en el gimnasio, uno se acaba desensibilizando poco a poco y luego impresionan menos, lo cual puede ayudar a mantener el control de uno mismo a la hora de seducir en otros entornos como discotecas, piscinas o por la calle en verano. No obstante, si a alguno le cuesta disimular la mirada en el gimnasio, recomiendo el uso de los espejos como aliados para ser más discreto en la medida de lo posible.

    En cuanto a la seducción en el gimnasio, a nivel personal tendré que trabajar la paciencia y elegir de forma inteligente mis inversiones, ya que a veces prefiero ir rápido en el proceso seductivo, aunque entiendo que este es un entorno de juego social e indirecto. Es verdad que es relativamente sencillo hacer amigos hombres en el gimnasio pero, sin embargo, tienes razón en que las chicas están menos receptivas que ellos a la interacción con un desconocido.

    En resumen, que gracias por el post amigo! Eres un grande.
    Saludos para ti y para los lectores del blog.

    1. De nada hombre!! Me alegro de que te haya parecido útil 😉

      Respecto a lo que comentas. Es verdad que en un gimnasio suele haber gente sana, con interés en superarse, con valores deportivos, etc. Pero, también te encontrarás personas que están allí por moda, por pasar el rato o simplemente hacer una operación bikini. Es decir, no todas las chicas allí son unas locas del deporte y de la vida sana. A veces, es para ellas un esfuerzo grande ir a entrenar, bien por falta de tiempo, por responsabilidades, etc, y entonces no les resulta algo divertido y motivador. Simplemente se obligan a hacerlo porque quieren conseguir cierto objetivo ¿Qué te quiero decir con esto? Que viendo a una chica entrenar puedes pensar que sabe mucho de deportes y que lleva tal estilo de vida y realmente ni sigue los deportes ni su vida es tan fit como parece. Esto es importante a la hora de crear conexión y plantear veros fuera de allí. Si la chica fuera del gym ni se acuerda de los deportes, no le ofrezcas salir en bici o a patinar porque pensará que estás un poco obsesionado; busca algo más de ocio o más de fiesta. Recuerda, tenemos que dar varias dimensiones a nuestra vida, no anclarnos en una sola.

      Sobre lo de acostumbrarte a ver pivones, eso siempre está bien, en cualquier ámbito, no sólo en el gym, pero, es más importante tratar con ellas. Eso es lo que te va a dar la insensibilización que comentas. Por eso siempre es bueno socializar, aunque no estés seduciendo. Si te limitas a mirar, el efecto no es el mismo, amén de que te van a detectar sí o sí.

      Lo de ir más rápido o más lento. En el post he aconsejado ser indirecto por las razones explicadas. Pero, eso es una indicación general. Si tú te sientes más cómodo haciendo seducción directa o si en algún momento el cuerpo te pide hacer directo, no está mal tomar esa opción. Siempre y cuando seas consciente de los pros y contras que se te vienen encima. Verás, a veces lo que pierdes escogiendo un método de seducción NO recomendado, lo compensas en seguridad y en naturalidad por el hecho de estar más cómodo y resuelto. Es decir, tus preferencias personales y estilo propio, también influyen en lo bien o regular que hagas las cosas.

      Un abrazo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.