Seducir con el ánimo bajo

Comentario del blog:

Hoy quería comentarte una pequeña duda-reflexión y quería saber tu opinión. A veces en nuestra vida pasamos por rachas en las que por motivos personales estamos más bajos de ánimo, pero aún así seguimos tirando para adelante. Sé que un alfa no suele exteriorizar ciertos estados negativos pero a veces es inevitable que salgan como la punta de un iceberg y algo se pueda acabar notando aunque sea un poco. Al final, por mucho que nos empeñemos, en ocasiones sale nuestro lado humano más profundo.

Y bueno, yendo al grano que me enrollo mucho, cuando estoy en situaciones de seducción (especialmente con TBs que son duras de roer), me sale cierta actitud de estar a la defensiva que antes no me salía tanto. El juego previo de miradas, los abridores y el inicio de conversación va bien. Sin embargo, cuando llega el momento «vacile» de la conversación siento que me paso de «borde u hostil» y eso últimamente hace que las interacciones se frustren. Es como que uno se pone más impaciente y quiere conseguir los resultados rápido. Sé que no está bien y esto lastra el confort en la chica pero, cuando un seductor no está en su mejor momento, ¿Cómo calibrar bien teniendo en cuenta que nuestro estado de ánimo no es el ideal y puede que uno mismo esté un poco a la defensiva? Es una sensación de haber olvidado calibrar entre ser social y alfa, y ser borde-malote. No poder volver a encontrar ese punto intermedio. Espero tu respuesta, Un abrazo!

Ante cualquier problema o dificultad que nos surja en la vida, lo primero que conviene hacer es entenderlo y relativizarlo. Entenderlo significa saber qué nos está pasando y por qué. Cuando desconocemos el origen o la naturaleza de algo, es cuando sentimos más pánico y descontrol, así que, vamos a intentar evitar eso. Relativizar el problema, implica otorgarle la dimensión adecuada; Si le das más importancia de la que tiene, los efectos negativos de esa situación se van a multiplicar y afectarán más de lo que deberían, saboteándote también en otros ámbitos ajenos a dicho problema. Si le das menos importancia de la que tiene, notarás como todo te empieza a salir mal sin una razón clara y definida ya que tendrás ese problema molestándote siempre en segundo plano.

Ten en cuenta que, sólo con lo anterior no vas a solucionar nada, pero sí conseguirás que desaparezca una parte importante de la tensión que te provoca esa situación negativa; precisamente la relativa a cómo afrontamos el problema o la gestión del mismo.

Hasta aquí no hemos hablado de seducción. Todo lo dicho hasta ahora son conceptos generales muy resumidos que debes practicar ante cualquier vicisitud que te asalte en el día a día.

SEDUCIR CON EL ÁNIMO BAJO

Las personas no somos máquinas. Sufrimos altibajos, reveses; tenemos días mejores y peores. Hay temporadas muy buenas y periodos en los que todo son dificultades. Es normal que ocurra esto por muy bien que hagamos las cosas o gestionemos nuestra existencia, ya que la suerte y el azar intervienen mucho en ese tipo de ciclos. O sea, a veces, nosotros mismos nos buscamos los problemas, por equivocaciones o errores que cometemos. Pero, otras veces (la mayoría) es simplemente una cuestión de que nos toca sufrir y punto.

Entonces, a la hora de seducir, es importante entender que necesitamos reclutar el mayor VALOR posible dentro de nuestra capacidades. Esto es, presentar la mejor versión de nosotros mismos. Porque en seducción el VALOR es como el dinero, nunca se tiene suficiente. Digamos que la naturaleza y las circunstancias nos han otorgado un determinado potencial seductivo y debemos aprovecharlo al 100%, precisamente por esa razón de que no nos sobra atractivo. Hay personas que poseen un VALOR tan alto que pueden permitirse el lujo de desperdiciar parte de ese VALOR, porque seguirán teniendo mucho (famosos, poderosos, modelos, etc), pero la gente normal no. Este es el argumento que justifica que necesitemos llevar un control total de cualquier aspecto de nuestra vida y de nuestra estética. Hasta el más mínimo detalle cuenta, aunque parezca insignificante, para conseguir alcanzar esa mejor versión que buscamos. Además, suele ocurrir que, si descuidamos un pequeño detalle, seguro que descuidaremos más pequeños detalles y al final la suma de todos ellos provocará un descenso grande de nuestro VALOR percibido.

Como ya supondrás, la mejor versión de nosotros mismos es un punto idílico muy difícil de conseguir (de hecho ni siquiera es fijo, sino que varía con nuestra edad, circunstancias, etc) y al cual le influye cualquier cosa que nos ocurra, incluidos los problemas. Dicho de otra forma, cuando tenemos un problema o estamos pasando por alguna situación adversa no podemos aspirar a nuestra mejor versión. Y por tanto, el atractivo se va a ver comprometido sí o sí. Los efectos que puede provocar un problema en nuestro comportamiento seductivo serán variados dependiendo de su naturaleza e irán desde pérdida de control, nerviosismo hasta falta de autoestima o actitudes omegas.

Aceptado el hecho de que tener problemas va a influir en nuestro comportamiento, habilidades y por tanto, atractivo, lo que hay que hacer es buscar fórmulas que nos permitan limitar al máximo esa influencia negativa. Dicho de otro modo, si no puedo llegar a mi mejor yo, al menos tengo que conseguir quedarme lo más cerca posible de ese estado de máximo atractivo.

MINIMIZAR LOS EFECTOS NEGATIVOS DE UNA MALA RACHA

No te voy a engañar, cuando estamos jodidos por cualquier causa es complicado hacer las cosas bien, seductivamente hablando. Pero, tampoco esta todo perdido, hay recursos que si los entrenamos, nos permiten sobreponernos o incluso buscar cierto provecho. Como te digo, es importante tenerlos practicados de antemano, no se pueden improvisar. Vamos con ellos.

OBVIAR EL PROBLEMA

Sé que suena trivial o incluso infantil, pero esto es lo primero que hay que practicar ante una situación negativa. Normalmente, cuando sufrimos problemas o algo nos preocupa, tendemos a dedicar demasiado tiempo y recursos a ese tema. Es decir, pensamos más de la cuenta y damos excesivas vueltas a cuestiones que a veces no se pueden arreglar de inmediato. Entonces, el pensar con obsesión en un determinado problema que tengamos, no nos garantiza encontrar una mejor solución o de forma más rápida. Muy al contrario, pensar de continuo en algo negativo que nos está pasando lleva a nuestro cerebro a obcecarse en un determinado sentido y no valorar otras opciones ¿Me sigues? Por eso, cuando pasemos por un periodo de este tipo es muy importante obligarnos a tener una hora o dos al día de desconexión de eso que nos preocupa. Es decir, no pensar en ello durante un tiempo pactado con nosotros mismos. Ojo, nuestro cerebro no va a querer que apartes esa preocupación, por eso tenemos que forzarle a ello, hacerlo de forma voluntaria y consciente. Aquí no vale el autoengaño.

Para conseguirlo, tienes que razonar que, ese problema que tanto te inquieta va a continuar ahí para cuando se acabe tu tiempo de relax. Es decir, no va a desaparecer, te esperará diligentemente a que vuelvas a prestarle atención. Así que, no te agobies con ese tema, vas a tener tiempo de sobra para dedicarle; no hay razón para no tomarte tu rato de esparcimiento. Puedes usar el método que prefieras, jugar a la play, ver pelis/series, salir a correr… lo que sea que te guste y te mantenga distraído.

Si logras realizar este ejercicio comprobarás como lo que estás consiguiendo no es solucionar el problema, ni evitar su dolor, pero sí elegir cuándo te viene mejor o peor sufrir sus efectos. Dicho de otra forma, vas a sufrir, pero tú decides cuándo. Esto implica, ni más ni menos, que tomar el control de tu emociones.

Cuando asimiles esta técnica, podrás decidir en qué momentos del día o de la semana necesitas tu mayor potencial y aplicar lo que has entrenado.

Al final lo que buscamos con esto es que, cuando vayas a ligar, tus problemas personales te afecten lo mínimo posible y consigas así el máximo VALOR dentro de las circunstancias.

ACTIVAR INTERRUPTOR SEXUAL

Lo que intentaremos aquí es dar la vuelta a la situación y usar en nuestro beneficio algo que a priori sería una desventaja, como es un problema o una preocupación.

Uno de los muchos interruptores que tienen las chicas está relacionado con el impulso de ayudar y asistir a alguien que sufre. Como ya habrás imaginado, este efecto proviene del instinto maternal, cuyas derivadas ya explicamos ampliamente aquí.

Esto significa que, podemos usar ese malestar que sentimos por la razón x para conseguir activar el interruptor sexual de la protección. La forma de hacerlo de manera correcta es, no tratar de esconder nuestro problema ni camuflar lo que sentimos, sino más bien, ponerlo en evidencia. Es muy importante en esta técnica, que quede bien claro que hay un motivo concreto y razonable para el comportamiento que estamos mostrando. Es decir, si estás tenso, triste, cansado o confundido no es porque seas raro o tengas problemas psicológicos, sino que en tu vida ha surgido una dificultad o estás luchando contra una circunstancia adversa que te provoca ese tipo de emociones totalmente comprensibles.

Cuidado, porque tal y como expliqué en el post referido del instinto maternal, este interruptor sexual no se activa ante cualquier necesidad de ayuda o situación de desamparo. Es decir, el estado pasional aparecerá siempre (en general), pero el deseo sexual no. Para que eso ocurra, la necesidad de ayuda o desamparo tiene que recaer sobre un hombre con gran potencial atractivo. O sea, si la persona que se encuentra mal o tiene un problema es un beta o muestra características omega, el interruptor sexual no se activa. De ahí la importancia de la estética, siempre y en cualquier situación. Independientemente de lo que te ocurra o de lo mal que lo estés pasando, siempre tienes que parecer alfa, triunfador, dominante y físicamente cuidado.

Más consideraciones.

Cuando la chica que quieres seducir es tu amiga o ya la conoces de algo, es sencillo abrirte y expresar aquello que te sucede. Cuando estás ligando con una desconocida, la técnica se complica. Veamos. Si a una chica que no conoces de nada, lo primero que le muestras es un lado negativo o decaído, obviamente, estás perdiendo atractivo. Porque no es muy estimulante que la primera referencia que una chica tenga de ti sea un drama. Por otro lado, es difícil que una persona (chica en este caso) sienta empatía con un extraño, así sin más. Entonces, tenemos que intentar que esta situación que estamos atravesando, no nos represente, es decir, que parezca (y sea) una circunstancia temporal que pasará (es un pleonasmo, ya lo seee). Esto implica no presentarte a la chica con cara de amargado, no hablar con rudeza, no demostrar excesiva tensión o un estado emocional descontrolado. Precisamente al principio de la interacción es cuando más «estables» tenemos que encontrarnos. Si la situación avanza, ya habrá tiempo de mostrar nuestro verdadero estado y sus causas. No sería congruente con nuestro VALOR aparente, por ejemplo, que nada más conocer a la chica la machaques con tus penas, así sin venir a cuento y sin haber establecido algún tipo de nexo emocional. De hecho, en principio, no tendría sentido usar está técnica mientras la interacción que estás teniendo con la chica sea sana, divertida y correcta desde el punto de vista seductivo.

Por ejemplo, si estás hablando con la chica y haces o dices algo que ella encuentra extraño o que le llama la atención, y tú lo notas o ella misma te lo comunica, ese es el momento perfecto para explicar lo que te pasa. Si no lo haces, entonces la chica puede empezar a pensar cualquier cosa que seguramente no será buena para ti.

Luego, una vez que ya has explicado lo que te ocurre y por qué te comportas de esa forma no-optima, resulta crucial salir de ese bucle, a no ser que a ella le interese mucho y te siga preguntado, claro. Ten en cuenta que en ese momento el interruptor sexual ya debería estar activado (si lo hemos hecho bien) así que, puede ser que no nos rente seguir forzando hablar de nuestros problemas. Esto es así porque, si nos pasamos de negativos lo que va a suceder es que pareceremos débiles, hundidos o incapaces de gestionar dicho problema, lo cual es anti-atractivo. En seducción, como en la vida, la mesura siempre nos ayuda a calibrar mejor las situaciones. Por eso, una vez que ya has plantado la semilla del «alfa con problemas» la dejamos germinar y seguimos la conversación de forma normal como harías en cualquier otro momento. A partir de ahí, si cometes algún error seductivo o socializador, la chica no lo tendrá tan en cuenta porque ya conoce el fundamento de ese desliz ¿Me sigues?

NO TE OLVIDES DEL CONFORT Y OTROS APUNTES

Independientemente de que tengas un problema que te preocupa o de que estés pasando una mala racha, las condiciones de la seducción siguen siendo las mismas. Esto significa que nada cambia a la hora de lo que la chica busca en el VALOR de un hombre. O sea, ten muy presente que, estar preocupado por algo no va a dar patente de corso para saltarte todas las etapas seductivas y los tests que la chica te vaya poniendo. Ojo con eso.

Tampoco te va a eximir de la obligación de crear el ambiente seductivo adecuado que consta de muchos factores necesarios como el confort, conexión, sexualización, etc. La chica, tiene que estar relativamente cómoda, confiada, conectada contigo y viéndote como un chico para sexo, no como un amigo o un perrito desvalido.

También tienes que calibrar adecuadamente cuánto de afectado te muestres por tu problema. Si la chica identifica que estás demasiado dolido para el tipo de problema que es, perderás nivel alfa. En este sentido, siempre es preferible pasarnos un poco de insensibles que de blandos, ya que los alfas, muy a menudo, pecan de lo primero (seríamos congruentes). Voy a insistir un poco en esto. Aquí no importa lo grande o pequeño que consideres tu problema o circunstancia negativa. Importa lo que piense ella. Por eso, sería un gran error seductivo que tú le des más gravedad que la chica. Cuidado aquí, porque un problema siempre afecta más al que lo sufre y siempre parece más grande en primera persona. Entonces, por mucho que te duela por dentro, no muestres más dolor del justo y necesario, no te pilles los dedos.

RESPUESTA CONCRETA AL COMENTARIO

Como ya explicamos al principio del post, estar bajo de ánimo va a repercutir negativamente en cualquier acción que tomes en tu día a día, ya sea estudiar, trabajar, entrenar o seducir. Es imposible alcanzar un rendimiento óptimo en condiciones emocionales adversas. Incluso aunque pensemos que algo no nos afecta o que tiene poca importancia para influirnos, a nivel inconsciente puede estar mermando nuestras capacidades normales. Con esto quiero decirte que, es normal tener altibajos seductivos, ya que dependemos de nuestras circunstancias personales.

Me comentas que, al principio de la interacción todo funciona bastante bien y que es más adelante, a la hora de invertir o subir niveles cuando sientes que algo en ti empieza a fallar.

Solo con eso ya podemos saber que, tu estética parece correcta y tu juego previo también. Cuando la estética no es adecuada, la interacción siempre empieza mal, otra cosa es que luego se pueda arreglar, pero ya vas a remolque y todo se hace cuesta arriba.

Dicho esto, cuando los problemas surgen en una conversación que ya está avanzada puede ser debido a varias causas. Y debes ser tú mismo el que investigue en este sentido. Por ejemplo, si notas que tienes prisa en cerrar con cita o simplemente subir de nivel, esto se suele dar cuando no disponemos de mucho tiempo de ocio y tenemos que aprovechar lo máximo posible. También cuando estamos demasiado centrados en lo que viene después y no ponemos el foco en el ahora de la interacción. Y también suele pasar si sentimos demasiada necesidad sexual. Hay una cuarta razón más relacionada con el tema del post y que tiene que ver con tu estado anímico bajo. Cuando sientes que no estás en tu mejor momento de atractivo, nos suele entrar cierto «miedo» a que la chica nos ponga un test que no superemos o a hacer algo que no debemos hacer. Por eso, instintivamente razonamos que cuanto más corto sea el proceso seductivo, menos probabilidades tenemos de «cagarla». De ahí las prisas.

Cómo se arregla todo esto. Seguimos el mismo orden.

Si tienes poco tiempo que dedicar a la seducción, usa un método directo. Si al igual que yo, no eres muy partidario de este método, te propongo empezar de forma indirecta y hacer una transición al método directo lo antes posible. Suele funcionar bastante bien. Tardas un poquito más que con un directo puro, pero sigue siendo muy rápido.

Si estás demasiado centrado en lo que vendrá después, en el siguiente paso o en terminar la seducción, esto suele pasar cuando no estás disfrutando del proceso. Es normal, a veces entre tanta estrategia y control nos olvidamos de que divertirnos es imprescindible. Si no consigues divertirte, por tu estado emocional, o porque con esa chica es imposible, al menos piensa en disfrutar aprendiendo de esa interacción, analizando sus reacciones y, en definitiva, sacando algo de provecho a ese tiempo presente en el que te encuentras inmerso. Insisto, no en lo que llegará después.

Respecto a cuando la prisa por avanzar nos llega porque nos encontramos sexualmente muy alterados… bueno, esto daría para otro post entero, pero seguro que te imaginas cómo se puede lidiar con esa sensación.

Si tu urgencia por ligar proviene de la cuarta razón que te comenté más arriba, esto es, de una inseguridad personal provocada por un estado de bajo ánimo o sensación de vulnerabilidad, aquí tenemos que trabajar un poco nuestro autoconcepto. Y es que, precisamente, los problemas que sufrimos en nuestra vida forman parte de los llamados factores externos que distorsionan nuestro autoconcepto (también los hay internos y temporales). Aquí también entraría, por ejemplo, un trauma o una decepción.

Entonces, sabiendo que esa circunstancia distorsiona nuestro autoconcepto ya es más fácil afrontarlo. Veamos. Que en el gimnasio muevas menos peso que ayer, no implica que te hayas vuelto más débil, solo que tienes menos motivación. En la seducción ocurre lo mismo. Eres igual de atractivo que ayer, pero no lo sientes así porque algo te está boicoteando. Dicho de otra forma, tu VALOR no ha cambiado, porque no ha cambiado ni tu físico, ni tus conocimientos ni tus habilidades. Como ves, es un tema 100% psicológico.

En el gimnasio, puedes compensar la desidia con un buen preentreno o suplemento estimulante.

En la seducción, tienes que buscar tu propio preentreno emocional. Y esto es muy personal, porque cada uno puede tener distintas motivaciones y formas de activarse.

Lo que yo te aconsejo, como punto de partida es apelar al orgullo, vanidad y temperamento alfa. Eso es lo que necesitas en momentos con falta de control debidos a los problemas del día a día o a un estado anímico deficiente. Es, básicamente, hacer el esfuerzo de creer en ti y en tus posibilidades cuando más difícil es hacerlo. Si consigues recuperar parte de esa arrogancia que te da tu potencial seductivo, tus conocimientos y habilidades ya comentadas, es imposible que estés tan a la defensiva, no te sentirás tan vulnerable y empezarás a disfrutar del proceso independientemente de que los distintos problemas sigan esperándote a que termines de ligar. Luego, los afrontaremos y solucionaremos, pero esa ya, es otra batalla diferente.

Ánimo!!

4 comentarios en “Seducir con el ánimo bajo

  1. Angel

    Buenas, en relación al comentario anterior tambien me gustaría saber tu opinión sobre el nofap y el nuevo macho que ha aparecido (al menos nuevo para mi) El macho sigma. Por cierto me siento mas identificado con este último jaj

  2. Alfa en proceso

    Buenas Ángel!
    En primer lugar, agradecerte tu respuesta tan currada y, desde mi punto de vista, de gran calidad en contenido y en forma de expresión. La verdad es que no tengo dudas después de leer el post, así que me ha venido genial y seguro que a más de una persona en mi misma situación le puede servir de guía ante momentos duros, para iniciar un camino a la recuperación.

    En mi caso personal y en base a la experiencia, la estética es más que óptima pero en esta etapa estaba fallando otra fase del proceso seductivo. Leer este tipo de post hace que recupere la motivación y las ganas de seguir viviendo experiencias con el tema chicas.

    Te llevo leyendo desde los 18 años, hasta los 25 que tengo actualmente, y eso me ha ayudado a tener la cabeza bien estructurada gracias a tu blog en gran parte.
    Nada más, gracias y un gran abrazo!

    1. Me alegro mucho de que te haya parecido útil!! Así en un post queda más ordenado y no se pierde entre los comentarios.

      La importante de todo esto, más allá de la mayor o menor calidad, es que puedas ganar tiempo y avanzar más rápido en tu crecimiento personal, al no tener que hacer todas las pruebas e investigaciones que ya algunos hemos hecho anteriormente. Y también evitas ciertos errores, claro. Así aseguras que tu punto de partida está varios peldaños por encima y por tanto, con trabajo y esfuerzo, podrás superar el conocimiento que existe hoy día y llegarás a contribuir con tu propia sabiduría y experiencia adquiridas.

      Por cierto, me alegro mucho de que mis textos te hayan acompañado en estos años tan importantes y decisivos. Al final, el conocimiento te dice lo que tienes que hacer, pero luego hay que hacerlo, y ese mérito te lo tienes que apuntar tú.

      Un abrazo!

    2. Proceso

      Siempre es un placer leerte, Ángel.
      Pienso que está bien poder dar lo mejor de nosotros mismos incluso en los peores momentos.
      Me gustaría desarrollar una pregunta, pero tal vez se salga un poco de la temática habitual del blog, por lo que entendería perfectamente si eliminas mi comentario, creo que tu trabajo merece respeto y no quiero sero yo quien embarre tu blog.
      Escribo este comentario en este post porque mi objetivo es reducir las posibilidades de pasar por un mal momento en la vida o salir lo antes posible de ese mal momento.
      Allá voy:

      Se ha ha hablado todos estos años mucho del movimiento nofap, y si bien yo no soy experto en la materia, sí lo he podido probar por algo más de dos meses.
      Me gustaría arrojaras un poco de luz sobre si tiene alguna base científica y en qué circunstancias puede resultar útil a los hombres.
      Personalmente creo que, si bien no es mágico, como mucha gente intenta hacer ver en internet, sí que puede resultar beneficio en algunas circunstancias.
      Por ejemplo, siento que desperdicio menos el tiempo y lo puedo invertir en desarrollar más mis habilidades y ampliar conocimientos, me siento con más energía y con más ganas de relacionarme con nuevas personas.
      No sé si todo esto que he dicho es efecto placebo o tiene alguna explicación, lo quise probar para ver si me ayudaba a progresar como persona y quiero cumplir el famoso reto de los 90 días simplemente porque me lo he propuesto y creo que es importante que cuando tomas un camino y no haces daño a nadie, debes continuar cueste lo que cueste, siento que es una manera de aumentar mi autodisciplina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.