Responder a un «te quiero» no deseado

Una de las peores pesadillas de cualquier hombre es aquella en la cual la chica de la que no buscas más allá del polvo de esa noche te suelte un “te quiero” en el momento que parecía que todo iba sobre ruedas.

A veces, el proceso seductivo no termina en sexo. Por varios motivos, siempre relacionados con la personalidad de la chica, aunque ella esté coladita por nosotros necesitará un cierto tiempo para ofrecernos sus «favores» sexuales. Y es efectivamente en ese “cierto tiempo” en el cual puede darse el típico “te quiero” no deseado.

Que te ocurra esto no quiere decir que hayas hecho nada mal. Simplemente por dicha personalidad de ella, por tu forma de ligar o por ambas cosas, se han dado unas circunstancias concretas que han desembocado en la frasecita de marras.

Veréis, a la hora de seducir en ocasiones es imprescindible usar algo de romance con la chica que queremos llevarnos a la cama. Es decir, sólo con actitudes alfa y buena estética no va a ser suficiente para vencer su resistencia. El romanticismo es una parte importante del proceso seductivo que puede ser más o menos intenso dependiendo del tipo de chica que tengamos entre manos. Hay determinadas chicas que no necesitarán de mucho romanticismo para caer en nuestras redes, pero a otras sí que les hacen falta grandes dosis. Si recordáis los diez pasos de la seducción, el romance estaría incluido en el 6 y en el 8 respectivamente. Pues bien, en ocasiones esas demostraciones románticas calarán tan hondo en la mentalidad de la chica que realmente creerá que se ha enamorado sin remedio. Recordad también que las chicas son tremendamente emocionales y maximizan cualquier tipo de impulsos y sentimientos. Todo lo que sea avivar las emociones de una chica juega a nuestro favor, pero claro, a veces trae consigo efectos no deseados como el que estamos comentando en este post.

Bien, para superar un contexto como el planteado en el título del post quiero que tengáis claro que no vale con leer, entender y asimilar este texto. Vais a necesitar experiencia y “tablas” en el trato con chicas así como en el control de vuestras emociones y comunicación no verbal.

También os repito de nuevo que un “te quiero” siempre aparece después de haber seducido, es decir, es un estadio posterior a todo lo que tiene que ver con el proceso seductivo.

Yo en este post no sólo os voy a enseñar a salir airosos de una situación como esa sin tener que decir “yo también te quiero”, sino además, os mostraré cómo sacar un beneficio de esa circunstancia. Es decir, algo que anteriormente era un mal trago para nosotros lo vamos a convertir en un trámite ventajoso para nuestros intereses (sexo).

A la hora de contestar a un “te quiero” no deseado solamente tenemos dos opciones:

1- MENTIR.

Lo más fácil, cómodo y rápido es mentir descaradamente y contestar con un “yo también a ti”.

El problema que tenemos los chicos es que declarar nuestro amor, aunque sea mentira, nos produce cierta incomodidad o molestia. ¿Por qué? -Porque una declaración así va a implicar automáticamente que la chica se piense cosas que no hay y por tanto nos puede agobiar bastante tanto antes como después del polvo.

2- NO MENTIR.

Si optáis por la sinceridad tenéis a su vez varias opciones distintas:

a) Desviar la conversación.

– Te quiero.
– Esa es una palabra muy fuerte señorita…
– Sí, ya lo sé (se queda mirándote esperando tu respuesta).
– Eso es lo que me gustó de ti desde el principio tu decisión y madurez (y la besas).

Si la chica es lista habrá pillado la indirecta que es, ni más ni menos, que tú no das un “te quiero” con tanta facilidad. Eres un macho alfa y cualquier chica que desee que abras tu corazón tendrá que currárselo aún más contigo (dándote lo que quieres).

b) Ser incrédulo.
– Te quiero.
– No, no es verdad (tono risueño).
– Que sí tonto!!
– ¿Seguro?
– Que siiiiii.
– Jajaja, vale, vale, pero… creo que me lo vas a tener demostrar un poquito más si quieres que me lo crea del todo.
– ¿Vale, y cómo debería demostrarlo?

A partir de aquí lo tienes muy fácil, ¿verdad? Ella va a intuir que las palabras no son suficientes para ti, tiene que pasar a los hechos. Lo más importante es que no te emociones demasiado porque el sexo esté cerca. Mantén el control y la compostura. Recuerda que si os desconcentráis las aptitudes beta saldrán sin previo aviso y os pueden fastidiar toda la jugada.

c) Insinuar.
– Te quiero.
– Ya lo sé, es normal… (tiene que sonar prepotente pero divertido).
– Anda, ¿y por qué lo sabes?
– Porque conecto muy bien contigo y empiezo a sentir algo (nótese que no decimos amor, ni sentimientos ni nada parecido).
– Ahhh, y ¿qué es eso que sientes?
– Te lo diré por la mañana (y la besas).

En ese instante la chica estará deshaciéndose por completo (has insinuado que tal vez también la quieres, pero necesitas confirmar tus sentimientos tirándotela), así que aprovecha la emoción del momento, no dejes pasar demasiado tiempo o la cosa se enfriará.

d) Condicionar.
– Te quiero.
– Justamente estaba pensando en que me apetecía decirte algo parecido…
– ¿Y por qué no me lo dices?
– Porque yo sólo confieso ese tipo de cosas abrazado a mi pareja en la cama… (y te la llevas).

Es decir, si quiere que la quieras tendrá que respetar tus condiciones, o sea, pasar por la cama primero.

Todo esto sólo es una muestra de técnicas que podéis usar. Hay muchas más (por ejemplo las que desactivan el Factor Fulana) pero a partir de aquí os corresponde a vosotros buscar las vuestras propias y practicarlas. Al final todo se basa en no decir lo que no queremos decir, pero sin hacer descender la tensión sexual del momento y, si es posible, aumentarla.

Ánimo!!

14 comentarios en “Responder a un «te quiero» no deseado

  1. mauro

    Hola Milhouse, gusto en saludarte nuevamente. Estoy en una encrucijada importante con mi pareja, verás, ella me propuso irnos a vivir juntos y yo siento que aún no es el momento. Te doy otros detalles para poner todo en contexto: ella es viuda, tiene dos hijos y es siete años mayor que yo (45). Es propietarias pero su casa es algo incomoda por la distribución para que yo vaya a integrarme con ellos. el tema es que yo soy soltero, sin hijos y si bien no tengo cada propia, tampoco estoy alquilando dado que vivo con mis padres. El tema es que mi situación económica es precaria y de comenzar a alquilar algo mis gastos se incrementarían demasiado (ella tiene dos hijos). ella dispone de un alquiler y si pone en alquiler la casa que habita actualmente pondría ese dinero para solventar el costo de la nueva vivienda (su parte), yo pondría la mitad correspondiente. Pero al ser ya cuatro, el alquiler se incrementa y otros gastos añadidos de mantenimiento, mas la comida de todos… yo no tengo esas exigencias en la casa de mis padres y tampoco cuento con un inmueble como es el caso de ella. Ella pone el dinero que obtiene de su casa, yo de mi sueldo. Por otra parte, los hijos de ella también suponen un nuevo compromiso que hasta el momento no estoy teniendo. Mi sueldo es realmente precario y dejaría de poder ahorra para afrontar todo eso, además ella no es de cocinar, gasta en salidas asiduas para comer afuera. Siento que arriesgo mas que ella en la aventura, que no hay equilibrio en cuento a cargas y eso me molesta y frena un poco. Ademas la convivencia puede resultar una manera de “borrar” esa asimetría en su favor. Algo mas: estamos por cumplir un año en la relación. No llevamos años y años así (no lo toleraría). Te he contado lo central, y tiene que ver con que no estoy seguro de querer afrontar esas responsabilidades ahora. Busco una opinión tuya para poder evaluar mejor mi decisión. Tener un punto de vista externo al asunto. Muchas gracias.

    1. Primero, no entiendo qué tienen que ver los parricidios en todo esto. Usando mucho la imaginación, supongo que te refieres a la violencia doméstica. Como sin duda sabes, cuando hablo de abusos no estoy entrando en delitos ni en cuestiones ilegales que ya están perfectamente reguladas por el código penal. Ahora, echar la culpa a un género de que existan delincuentes es como culpar a los preferentistas de que un ladrón atraque un banco. Absurdo.

      Respecto a que en publicidad las mujeres parecen objetos, voy a informarte de que el marketing existe para llamar la atención. Y sexualmente a los hombres (qué malos somos) nos llama la atención el cuerpo de la mujer. No voy decirte lo que os llama la atención a vosotras porque es bastante peor que un simple cuerpo humano y por supuesto mucho más frívolo. Cualquier revista enfocada a público femenino o adolescente lo demuestra.

      Que a las chicas os pongan cachondas aspectos menos explícitos o visuales que a nosotros, no significa que no instrumentalicéis a los hombres ni os aprovechéis de ellos si podéis hacerlo (y podéis hacerlo gracias, precisamente, a que les llama la atención el cuerpo de la mujer). Por tanto, en el fondo, sois las primeras interesadas en seguir explotando (sí, explotando) esa necesidad masculina.

      Por último. Si te parece mal mostrar interés por el cuerpo humano o aceptar la sexualidad de una forma natural, supongo que serías partidaria de destruir el David de Miguel Ángel o quemar la Venus de Urbino por presentar cuerpos desnudos en su máxima expresión sexual ya que, como seguro conoces, dichos modelos eran canon en su época, exactamente igual que ahora lo pueden ser los cuerpos que ves en tus odiados anuncios de publicidad. Creo que por Palmira hay un «grupo social» que comparte tus ideas sobre la naturaleza y la libertad.

      1. Que malo es el hombre heterosexual de occidente…y que mal está usar la imagen de la mujer atractiva para publicidad.

        Está tan mal, que vosotras gastáis miles de euros y de horas en peluquería, ropa, zapatos, maquillaje, esteticién, vestidos, joyas, perfumes, extensiones, operaciones estéticas, bolsos, tratamientos, depilación, etc etc…

        Supongo que será para gustar al resto de la población femenina, o a los hombres homosexuales, ¿No?

        Menos mal que, como te ha dicho Milhouse, vosotras sí os fijáis en el interior del hombre. Lo digo porque las revistas o películas dirigidas a mujeres/chicas adolescentes suelen traer al premio nobel del momento, o a los que hacen voluntariados en ONG’s. Además de que suelen ser calvos, gordos, y de 1’60. ¿Acaso no has visto como saturan las calles las chicas para pedir autógrafos a estos tipos?

        Ah no! Qué además de guapo y cachas tiene que tener dinero, ser malote, popular, fama, pelo, estatura, ser especial…Pues que quieres que te diga, me parece más abusivo eso que fijarse en cara-cuerpo y punto.

        Te han citado a la Venus pero creo que eso lo ves bien pues no es competencia directa en la actualidad para ninguna mujer. Supongo que te dolerá más ver un desfile de Victoria’s Secret (muy bueno por cierto).

        Saludos.

    1. ¿Eres chica verdad? Respeto totalmente tu opinión a pesar de no ir acompañada de argumento o razonamiento alguno. Sólo decirte que en la vida real el abuso se produce de forma efectiva en ambos sexos.

      Saludos.

  2. variño

    Milcasas tu blog me parece muy bueno es bastante útil.

    Tengo una duda, cuando dices bésala, aq ue te refieres ¿en la boca? o ¿Un beso normal en la mejilla o parecido?

    1. Hola variño, lo importante es hacerlo con pasión e incluso algo de tensión sexual elegante para de esa forma hacer que se olvide del tema planteado, que lo deje pasar o bien interprete que nosotros le correspondemos pero sin necesidad de decirlo expresamente. ¿Comprendes?

      También es una manera de «premiarla» por lo que nos acaba de decir e incluso «compensarla» por no corresponder de la forma que ella esperaba.

      Saludos.

      1. variño

        Gracias por tu respuesta y aunque no comparto muchas cosas contigo que has dicho en este blog, me pareces un buen guía de seducción.

        Sigue así.

  3. Quien me iba a decir a mí que iba a encontrar esta deliciosa bitácora casi por casualidad.
    Hace poco más de un día (aburrido y resacoso) decidí ver una peli on line.Tenía ganas de fiesta asi que puse en el google «película en la que el protagonista sea un triunfador».La verdad es que de entrada pensé que mis objetivos no se habían saciado hasta que,por casualidad,dí con este blog.La curiosidad pudo conmigo y decidí clickear para ver el percal desde cerca y……¡tachán! jaja.La verdad es que es un sitio muy currado en donde se puede aprender mucho.Hoy estoy algo liado pero en los sucesivos días comentaré y preguntaré alguna duda (amén de contar ciertas historias que me sucedieron).Un saludo «Milhouse».CRACK!!.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.