Cuando la chica queda contigo sólo si la invitas

Este post me he visto obligado a escribirlo después de comprobar que por internet circulan informaciones erróneas al respeto por parte de otros seductores que pretenden enseñar comportamientos femeninos que ni ellos mismos entienden. Vamos allá.

Aunque la circunstancia que trataremos aquí no es tan común como otras comentadas en el blog, estoy seguro de que muchos de vosotros la habéis sufrido en alguna ocasión. Me refiero exactamente a cuando la chica que pretendéis os pone condiciones a la hora de quedar, en concreto ser invitada o servida de alguna manera.

Ejemplos de invitaciones típicas son que pagues tú la cena, el cine o cualquier otro gasto planeado en la cita.

Otras veces, las chicas en lugar de exigir invitación piden servidumbre. Esto es que la lleves a tal sitio, a ver a tal amiga, a tal evento al que nadie quiere ir con ella o también hacer directamente de acompañante en cualquier celebración social (por ejemplo en una cena de empresa, una boda, etc).

Bien, el primer pensamiento que nos viene a la mente ante una situación como cualquiera de las expuestas es que la chica se quiere aprovechar de nosotros gracias a considerarse el premio ¿verdad?

Pero claro, para razonar eso no hace falta estudiar nada, cualquiera podría llegar a esa simple conclusión.

La realidad es un poco más compleja y como siempre os digo, lo más importante es que al término de este post notes que has aprendido algo más sobre psicología femenina.

Resulta incuestionable el hecho de que las chicas saben perfectamente aprovecharse de los tíos que tienen como pretendientes, lo han hecho siempre y nuestra época no es una excepción. El sexo es ese arma que usan para conseguirlo ya que, como mujeres, poseen el poder de decidir si se folla o no se folla en base a nuestro comportamiento con ellas. Pero ojo, que no sólo si se folla o no se folla, normalmente no les hace ni falta llegar a ese extremo, les basta para manipularnos la simple insinuación o esperanza sexual. Entonces se produce una especie de chantaje sexual velado, tácito, a partir del cual si el tío no hace todo lo que ella quiere podría enfadarse y entonces acabar con sus posibilidades de “mojar” de un plumazo. No en vano, si la chica vuelve a casa sin haber follado, no tiene ningún problema, ningún remordimiento, ninguna frustración. Estaremos todos de acuerdo en que con el chico no ocurre lo mismo y llegar a casa más caliente de lo que se fue resulta un verdadero y auténtico fracaso.

De todas formas, el mayor problema que nos vamos a encontrar en todo esto es que ese chico que salió de su casa tan caliente y que hizo todo aquello que la chica le exigió para quedar, muy pronto descubre, por las malas, que su esfuerzo no le sirve absolutamente de nada. Pero, ahora mismo esa es otra historia que dejaré aparte, lo que pretendemos aquí principalmente es hacerte comprender las motivaciones femeninas y actuar en consecuencia.

La pregunta que nos proponemos responder ahora es: ¿siempre que una chica te ponga condiciones para quedar es porque se quiere aprovechar de ti?

– Como ya habrás supuesto la respuesta es NO; existen otras dos motivaciones que vamos a explorar a continuación.

Cuando una chica te exige algo a cambio de quedar contigo puede deberse a tres motivaciones bien distintas que dependen del grado de conocimiento que ella tenga de ti.

Motivación 1: Quiere aprovecharse de ti.

Esta es la motivación más común, lógica y sensata a la cual todos llegamos. Suele darse con chicas que te conocen mucho y/o ya te tienen clasificado. Obviamente no has recibido una buena nota de VALOR por su parte y por eso se cree con el derecho de “prostituir” su compañía y sacar beneficio de su posición sexualmente dominante ante ti. Cuando notes que ocurre algo de esto debes saber que estás perdiendo el tiempo con ella. Ya eres su perrito faldero, su acompañante sin derechos y esa condición difícilmente va a cambiar a medio plazo.

¿Qué tienes que hacer?

– Pues ya te lo he dicho, con ella pierdes el tiempo. Dedica tus esfuerzos a encontrar otra tía y empezar desde cero.

Motivación 2: Es un test.

Esto se da cuando la chica te conoce poco o nada y se encuentra en proceso de valorarte. Eso significa averiguar tu VALOR y muy especialmente tu nivel alfa. Para ello te va a poner varios test con el fin de saber lo antes posible cuánto estás dispuesto a aguantar a cambio de la posibilidad de enrollarte con ella. Eso ofrecerá a la chica información sobre lo mucho o poco que sabes de chicas, lo mucho o poco necesitado que estás, lo mucho o poco manejable que eres, etc.

¿Cuál sería la forma de responder a este test?

La forma adecuada de responder a este test es no pasar por su aro. A la hora de seducir hay dos mandamientos de oro:

– Nunca hacer lo que ellas te pidan, cuando te lo pidan y como te lo pidan.

– Nunca hacer lo que ellas se esperan.

Obviamente, esto se trata de un pulso que no siempre sale bien. Si la chica se empeña en mantener su posición de trofeo y tú te empeñas en mantener tu posición del alfa, ninguno de los dos dará su brazo a torcer y la relación acabará antes de haber empezado. ¿O no?

Efectivamente hay “chicas a evitar” que son capaces de rechazar a un alfa si eso supone mantener su orgullo de TB endiosada por los tíos, pero lo normal es que la chica, ante una posición tan fuerte por tu parte, recule y se pliegue ante lo que parece ser un verdadero alfa (que al fin y al cabo es lo que busca).

Ojo, esto no significa que tengas que negarte de forma borde o irrespetuosa. Más bien debes de tomártelo como una broma y no hacer que ella se siente humillada por tu negativa. Recuerda que siempre buscas el estado pasional de la tía y para eso es muy bueno jugar con ella.

Ejemplo.

TB: Si me invitas a cenar quedamos esta noche.

Tú: No me creo que una chica moderna e independiente como tú necesite que la inviten (esto es manipulación alfa, lo hablaremos en otro post).

O si no quieres complicarte tanto la vida, simplemente dile que no, pero recuerda, siempre jugando.

Tú: Aun no somos tan amigos como para invitarte. Necesitamos conocernos un poquillo más.

Otra opción que tienes para superar este test es seguir los consejos del post No hagas favores gratis y simplemente pedir algo a cambio del favor que ella demanda de ti. Esto se puede hacer de varias formas, te dejo dos ejemplos representativos.

TB: Si me invitas a cenar quedamos esta noche.

Tú: Si me pasas a recoger te invito a cenar (sólo en el caso de que haya que ir en coche)

Tú: Es que… yo solo invito a cenar a chicas receptivas jajaja (le estamos diciendo suavemente, para no molestar a su Factor Fulana, que o se enrolla con nosotros o no hay cena).

Si tras esto ella te contesta cosas del estilo “¿y cómo sabes que no estoy receptiva?” o “¿tan interesado eres?”, la cosa está hecha, test superado.

Nuevamente, te ofrezco otra variante menos elaborada, más simple, pero que también funciona para superar este test.

TB: Si me invitas a cenar quedamos esta noche.

Tú: Ok, yo pongo la cena y tú las copas ¿Hay trato?

Motivación 3: Anular su Factor Fulana.

Esta situación se da cuando la chica te ha juzgado o valorado positivamente. Significa que o bien ya le gustas o cómo mínimo has despertado su interés. Por eso, si respondes mal a la petición que te hace, pensando que te encuentras en cualquiera de las otras motivaciones anteriores puedes echar al traste un polvo que tenías asegurado. Las opciones que existen son las siguientes.

a) La chica es desconocida o te conoce muy poco.

Tu buena estética la ha hecho juzgarte de forma positiva y por eso quiere saber más de ti para corroborar su primera impresión. El problema es que su Factor Fulana no le va a permitir propiciar o aceptar citarse con un desconocido porque ella sabe que eso implicaría que el chico detecte interés por parte de la chica. Es decir, si una chica que apenas me conoce quiere o admite quedar conmigo a solas en cita pseudo-romántica es porque yo le gusto. No hay más vuelta de hoja. Que una chica demuestre abiertamente interés por un chico desconocido es tomado por el Factor Fulana como promiscuidad y causará malestar en ella para impedirlo.

Pero claro, si la chica realmente está interesada en ti y el Factor Fulana le impide demostrarlo, ¿cómo se soluciona este conflicto?

Pues las chicas han diseñado una técnica para estos casos que es, ni más ni menos, ponerse a sí mismas una excusa para quedar con ese chico desconocido que tanto les gusta. Una excusa que no tiene que ser ni sexual, ni sentimental, y a menudo, ni siquiera personal (el FF no lo permitiría). Esta excusa que ellas usan suele ser QUE LAS HAS INVITADO. Así de sencillo. Ellas piensan, “si el chico me invita, tengo que ir por no quedar mal ante él”. O sea, no voy porque el chico me guste, sino porque me ha invitado.

Por eso, si te encuentras en este caso, tienes a una chica a la cual gustas, y no sale de ti invitarla a la hora de quedar, es bastante frecuente que ella misma te lo pida NO PARA APROVECHARSE DE TI, sino precisamente para ponerte fácil llegar al sexo.

b) La chica es conocida o desconocida, te ha otorgado VALOR alto pero tiene activas sus defensas y dañado su Factor Fulana. 

En este caso no es que su FF le prohíba quedar contigo por parecer demasiado facilona (como el caso anterior), de hecho si ya sois amigos esa motivación no existe, sino que ahora ella sabe que vas principalmente a por sexo; lo que significa que quedar contigo implicaría aceptar esa proposición sexual de tu parte que sí daña el FF.

¿Cuándo sucede este caso?

Cuando la chica sabe que buscas principalmente sexo o que el sexo debe estar presente en la relación que establezcáis en adelante.

¿Y cómo lo sabe la chica? Pues porque hayas sido muy directo en tu estilo de seducción o hayas demostrado que eres un chico para sexo, principalmente. O sea, de una forma u otra has dejado bien claro desde el principio que quieres sexo, buscas sexo y que muy probablemente la chica te gusta para eso, por tanto resulta sensato pensar que si quedas con ella es para conseguirlo. ¿Tiene lógica verdad? Pues las chicas también hacen ese razonamiento y por eso saben que si quedan contigo están aceptando implícitamente que puedas llegar a acostarte con ellas. ¿Lo pillas? Entonces, si en el fondo les apetece quedar contigo, o incluso follar contigo, nuevamente necesitan una excusa no sexual que les proteja del malestar de su FF: ser invitadas.

¿Qué es lo que hay que hacer?

Pues lo primero saber identificar cuándo nos encontramos en esta tercera motivación. Tú mejor que nadie sabes las inversiones que has hecho con la chica, si te has mostrado más o menos directo, más o menos sexual, más o menos alfa y la opinión que ella puede tener de ti. En base a toda esa información podrás intuir si la chica te ofrece invitarla porque le interesas y desea ponértelo fácil.

Si llegas a la conclusión de que es así, el consejo se tercia cristalino. Invítala sin poner ningún reparo porque ella ya ha hecho suficiente esfuerzo actuando en contra de su FF. No le pidas más por el momento (podría ser demasiado para ella), acepta sus condiciones y a partir de ahí despliega toda tu magia seductiva EN LA CITA. Usa todo lo que ya sabes de ella y su interés por ti para llegar a un buen puerto sexual.

Ánimo.

4 comentarios en “Cuando la chica queda contigo sólo si la invitas

  1. Diego el motero

    Saludos milhouse, espero que estés muy bien. Tengo una duda sobre como actuar en mi situación con respecto a la motivación 3, insiso b) y a raíz de tu último post.

    Es que la tía que pretendo seducir sabe mis intenciones y no se decide a quedar conmigo. La he pillado apoyándose contra mi brazo una sola vez pero no me quedó claro que fuera un aro de acción o un indicador.

    Según mi tío, le a contado su padre fumando nuestras «flores». La última vez que la ví me pidió que la ayudara a configurar el gps de su coche y en ese momento, como he hecho ya varias veces, le reclame amablemente que debe estar menos nerviosa y que intente quedar conmigo cuando no estemos ocupados.

    La invito pero me rechaza con una amable excusa y se disculpa. No tengo experiencia en un tira y afloja así de prolongado y me vendría bien algún consejo.

  2. Pedro

    Muy interesante, aunque al leer el título había pensado otra cosa que me suele ocurrir a mí, y es una cosa a la que aún no he encontrado solución. Pienso que podría valerte como otro artículo, lo que me ocurre es bien sencillo, simplemente me lo paso de puta madre con ellas el día que la conozco, y el siguiente día que hablamos por whassap, pero ahí queda la cosa, la tía ya no vuelve a hablarme (a no ser que YO inicie la conversación por whassap o lo que sea), es como si desapareciesen, cuando es algo incongruente ya que se lo pasaron genial ese día, creé tensión sexual, kino, etc…

    Un saludo Milhouse, nos leemos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.