Frases prohibidas para ligar: «¿Estás segura?»

Probablemente al leer el título del post no te viene a la cabeza que esta frase la hayas utilizado alguna vez pretendiendo seducir a una chica. Pero piensa un poco más a fondo.

Supongamos que estás en una disco, ya has entablado conversación con la chica que te interesa y al intentar llevártela a un sitio más “tranquilo” ella accede pero con mala cara. Entonces sueltas la dichosa pregunta: “¿Oye, estás segura de que te apetece? Si lo prefieres seguimos aquí…” Bueno, a partir de este momento, sólo pueden pasar cosas malas. Algunas chicas se echan para atrás y reconsideran su decisión de irse contigo a ese sitio tan “íntimo”. Otras, cambian de lugar por otro menos solitario para que no puedas liarte con ella a gusto. Y otras mantendrán su decisión sólo por vergüenza a desdecirse. En cualquiera de los casos la actitud de la chica no será la que a nosotros nos gustaría ya que su “cara larga” continuará y ella se mostrará apática, incómoda, nerviosa…

Otro caso.

Ya te has enrollado con ella y te la vas a tirar. Según se acerca el momento del sexo la chica se va parando y poniendo tensa. Tú notas esa incomodidad y cómo buen caballero que te han enseñado a ser preguntas: “¿Estás segura de hacer esto? Que si no, no pasa nada”. Seguidamente pueden pasar dos cosas; que la chica te confiese que no está “preparada para ese paso” o que haga el peor sexo de su vida.

Otro caso.

Has conocido a una chica y acordáis tener una cita próximamente. Como estas cosas se suelen hablar por internet o vía smartphone, chateais un rato y tú planteas ir a ver el motocross (por ejemplo). La chica te dice “vale”. Como no la notas muy ilusionada por ver máquinas de dos ruedas llenas de barro, tus genes beta se activan “¿Seguro que te gusta el plan? ¿No quieres ir a otro sitio?” Y acto seguido le darás otras opciones que tú consideras más femeninas y que por tanto le pueden interesar más.

Bueno, todos los casos planteados comparten varios errores seductivos que analizaremos detenidamente a continuación. Empezaremos por el principio, como siempre.

ERRORES QUE COMETES AL PREGUNTAR ¿ESTÁS SEGURA?

ERROR 1: AUMENTAS SU INSEGURIDAD 

A ver, ¡pues claro que NO está segura! ¿Qué esperabas? Las chicas en seducción son un mar de dudas respecto a todo lo que tiene que ver contigo. Recuerda aquí que ella te está juzgando o valorando (dependiendo del momento que sea) y eso lleva su tiempo. Te digo más. Incluso aun cuando ya te haya clasificado, seguirá mostrando indecisión en cuanto a lo que ella debe hacer o no contigo.

¿Y de dónde vienen tantas dudas?

Pues este fenómeno radica en varios puntos. Para empezar, la estrategia reproductiva de las chicas se basa en descartar candidatos a sexo. Esto significa que al mismo tiempo que ella está contigo, va descartando a otros aunque tú no te des cuenta. Pero ojo, no pienses que eso te beneficia porque tú también puedes llegar a ser descartado si se fija en otro chico aparentemente superior a ti. Es decir, si las chicas en lugar de descartar, se dedicaran a elegir, como hacemos los hombres, una vez que escoge estar con un chico se centraría en él y las dudas serían menores. Pero no. Descartando chicos lo que ellas hacen es quedarse con un grupo de posibles candidatos, entre los cuales estás tú, y no será hasta que descarte a todos cuando quede un sólo finalista que follará con ella.

Problema: puede que eso nunca ocurra.

Me explico. Las TBs siempre van a tener infinitos candidatos. Tantos como tíos se crucen en su camino, lo que significa que, dado que las chicas NO ELIGEN, nunca llegará a quedar el único finalista que se acueste con ella.

Ahora pensarás “pero las TBs hacen sexo como todas”. Claro, pero no porque ellas estén 100% seguras sino porque están cachondas. ¿Comprendes la diferencia?

¿Y todo esto por qué te lo cuento?

Porque es necesario que asimiles que si quieres moverte en el mundo de las TBs y aun no posees un VALOR estratosférico, vas a necesitar “ayudar” a la chica activamente a estar segura de sus decisiones.

Y recuerda que todos los razonamientos que hacemos parten de la base de conseguir sexo lo más rápidamente posible, tal es nuestro objetivo. Obviamente, cuando una chica te conoce desde hace 3 meses ya habrá tomado una decisión firme sobre ti, pero, ¿tú no quieres esperar tres meses para follar verdad?

CÓMO EVITARLO

Toda la seguridad que le falte a la chica la tienes que poner tú. Porque si tú mismo no estás seguro de que lo que sea que vayáis a hacer es lo que más deseas en ese momento, no le puedes pedir a ella que participe de buena gana. Cuando la chica no te pone demasiadas dificultades para que lleves el mando de la interacción es porque quiere justamente eso, que seas tú el que tome las decisiones, pero con seguridad. Si a cada cosa que propones hacer le preguntas si le gusta o si le interesa o si le apetece, la chica terminará sintiendo que realmente es ella la que está tomando las decisiones, es ella la que lleva la responsabilidad final de si algo se hace o no… y en temas sexuales ELLAS NO QUIEREN tener la esa responsabilidad tan grande. De hecho, incluso no pueden tenerla por las indecisiones que ya hemos comentado. Entonces, tienes que ser tú el que diga “vamos a hacer esto” y además poseer razones de peso para tomar esa decisión “nos lo vamos a pasar muy bien”, “podremos hablar mejor”, “estaremos más a gusto”, “tengo que hacer tal cosa y quiero tu compañía”, etc. En este aspecto tienes que ser dominante porque ellas lo necesitan así. Ten en cuenta de que si REALMENTE ella pasa de ti y no quiere ir, NO IRÁ. O sea, no vas a obligarla o forzarla sino simplemente tomar lo que quieres de ella sin pedirlo y respetando su libertad para negarse.

Ojo, luego tendrás que darte al trabajo de demostrar que eso que estáis haciendo juntos realmente ofrece las ventajas que le dijiste. Es decir, si el plan que eliges hace que la chica se aburra o se sienta mal, estarás fracasando porque le has dado la razón a las dudas que ella tenía de ir. ¿Comprendes? Si tú te lo estás pasando bien, ella tiene que participar de esa diversión que proviene de tu mejor yo. Si eso no ocurre algo estás haciendo muy mal.

ERROR 2: ELLA CONTROLA TUS EMOCIONES

Resulta que si preguntas a la chica si está segura de hacer algo puede significar dos cosas:

a) Que has notado en ella algún gesto, reacción o talante que te hace pensar que ella alberga dudas sobre ti o la situación. Dudas o disconformidad, claro. Eso implica que tú, al sentir ese estado, te ves afectado emocionalmente por lo que supuestamente la chica siente y entonces reaccionas como beta para solucionar este conflicto que tanto te afecta. O sea, la comunicación no verbal de la chica controla tus emociones y dirige tus acciones.

b) Que te cuesta creer tu propio éxito. Es como si te frotas los ojos para decir “guau me ha dicho que sí!!” Por eso, por tu incredulidad, pides una confirmación de su aceptación preguntando “¿estás segura?”. No hace falta decir que la consecuencia es que la chica razone que esto no lo has hecho antes con ninguna otra chica y por eso te muestras tan sorprendido. Es decir, en tu vida normal no ligas ni para atrás, no tratas con TBs ni las entiendes y de ahí que te muestres tan inseguro de tus habilidades.

CÓMO EVITARLO

Un aspecto que debes trabajar es no dejarte llevar por lo que crees que la chica siente en cada momento. Primero porque puede ser un test. Y segundo porque las mujeres son sumamente emocionales y cambian sus estados muy rápido si se dan las condiciones adecuadas para ello. Esto quiere decir que aunque realmente no esté segura de su decisión en el momento en que la toma (y no sea un test), eso no significa que más tarde no pueda aceptarla como buena si tú trabajas en la dirección adecuada. ¿Y cuál es la dirección adecuada? Pues la que te marqué en el post aprende a seducir. Ahí te di una guía rápida y breve sobre los puntos que debes conseguir para que la chica se deje llevar por la seducción y entre en estado pasional lo antes posible y de forma indudable. Esto incluye DEMOSTRAR a la chica que su decisión de aceptar tu petición ha sido positiva. Ojo, “demostrar” no es “convencer”, si intentas hacer de comercial y vender la moto a la chica, ella se dará cuenta y te descartará rápidamente.

O sea, lo que tienes que conseguir es que la decisión que tú mismo has tomado aparezca como beneficiosa para la chica PERO realmente te beneficia a ti. Si tú sientes ese beneficio te será fácil conseguir que la chica de un giro emocional, por ejemplo cuando se relaje, cuando vea que eres de fiar o que no pasa nada por haberse ido contigo. ¿Me sigues?

Además de lo dicho, es sumamente negativo dejar que la chica piense que tiene el control de tu estado o diversión. Si lo que la chica hace o dice, o no hace o no dice afecta a tu estado emocional ella se aprovechará de esa influencia para divertirse a tu costa o aprovecharse de ti como pagafantas. Si tú te lo estás pasando bien en un determinado momento no puede ser mérito de la atención de la chica, sino de ti mismo y el entorno que sabes aprovechar. De este modo, si la chica cesa su atención o se pone triste o te hace caritas, todo eso no va a influir en lo bien que te lo estás pasando. Esto significa que si tú crees que te vas a divertir llevándote a la chica a tu coche, no dejes que NADA cambie esa creencia. Y ojo, hazla realidad. La diversión y el buen rollo tampoco vienen solos hay que currárselo. Cuando la chica acepte ir a tu coche, demuestra que tu creencia estaba acertada, pásalo bien, dale las emociones que necesita y no te limites a sacarte la polla a la primera de cambio.

ERROR 3: ELLA ES EL PREMIO

Si tú eres el que propone y el que pregunta es porque la chica es la que ofrece, es decir, ella es el premio que tú quieres conseguir. Digo esto porque es normal que la chica se muestre muy pasiva en los primero momentos de la seducción (y a veces también en los últimos). O sea, si tú no propones ni preguntas ella estará siempre en el mismo sitio, hablando de los mismos temas con la misma gente. Dicho de otro modo, no pienses que ella va a trabajar para ponerte fácil quedarse a solas contigo o entrar en su estado pasional. Al contrario. En estos casos no tienes más remedio que ser muy activo (en la dirección que te interesa) para contrarrestar su citada pasividad. Pero ojo, esto hay que hacerlo con cabeza. La forma de que la chica se vaya contigo no es proponer cuarenta planes distintos para ver si alguno cuela. No. Tienes que conseguir que tu estética y forma de ser hagan que la chica quiera estar contigo, se divierta a tu lado o tenga curiosidad por conocerte más. De ese modo ella te seguirá dócilmente simplemente si la invitas a hacerlo de forma no agresiva ni desesperada.

Por todo lo comentado, si cuando propones un plan y ella accede, tú insistes con un “¿estás segura?” lo que das a entender al complejo sistema de pensar de la chica es que o no te apetece tanto ese plan, o pones a ella por encima del plan o el plan es sólo una excusa para conseguir otras cosas. Como supondrás, cualquiera de esas ideas es totalmente negativa para seducir.

CÓMO EVITARLO

Cuando notes que la chica vacila ante una petición tuya siempre piensa que el objetivo es llevarla a tu terreno. Tú no estás ahí para hacer que se lo pase bien, sino para pasártelo bien tú. Entonces, bajo esta premisa, si has propuesto algo TIENE QUE SER porque a ti te aporte cosas importantes (por ejemplo diversión o un avance en tu estrategia seductiva) no porque pienses que a la chica le gustará o porque te hará ganar puntos con ella. Te recuerdo aquí que si no te diviertes no podrás sacar tu mejor personalidad y si no sacas tu mejor personalidad no obtendrás tu máximo nota de VALOR ante la chica.

Dicho de otra forma, lo primero es tu diversión o tus objetivos. La consecución de ambas cosas hará que te sientas más tranquilo y confiado con la chica. Si eso sucede seguro que podrás dar a la chica una buena cita aunque la parte externa sea aburrida para ella.

Por ejemplo. En el caso comentado de ir a ver el motocross. Efectivamente, a no ser que la chica sea poco femenina no será el plan que a ella más le divierta. Así que es posible que se aburra si tú no le prestas la atención debida. Y este es el matiz que debes entender. Si un determinado contexto a la chica no le divierte o no se siente cómoda en él tendrás que prestarle más atención y dar más de ti para revertir la situación. Un error común de los chicos es pensar que el contexto lo es todo. Que si la llevas a un sitio que le gusta triunfarás y si no, no tienes ninguna posibilidad. En estos casos estás descargando tú propia responsabilidad de seducir en el entorno, dependes de él para generar emociones en la chica, y eso siempre es malo. Porque si las emociones que la chica experimenta no provienen directamente de ti, no estás ganando nada. Simplemente llenas tus carencias con un plan guay y eso a corto plazo se va a descubrir.

Así que, a partir de ahora, piensa que si en las primeras citas no puedes emocionar a la chica sólo con tu presencia y con tu charla en el sitio más aburrido del mundo, el asunto no va bien. En ese caso, como ya te he dicho, es buena idea que elijas tú un ambiente que te sea favorable, que te divierta, que saque lo mejor de ti y a partir de ahí, mostrar a la chica todo lo que puedes ofrecer. Repito, el plan, o el lugar en el que estéis no es responsable de que la chica permanezca en su estado racional; TÚ tienes la obligación de ofrecer emociones y ser como hombre, su verdadero y único plan, estéis donde estéis.

ERROR 4: LA HACES SENTIR PUTA

Cada vez que una chica admite/acepta/consiente una circunstancia propensa al ligoteo/seducción/roneo, para ella es una inversión que hace contigo. No todas las inversiones son activas, algunas funcionan por omisión y hay que tenerlas en cuenta. Si obligas a la chica a invertir más de lo debido para ella, su Factor Fulana saltará e imposibilitará el proceso.

Vale, pongamos un ejemplo simple. Si la chica está con sus amigas y le sueltas cualquier excusa para que te acompañe a otro sitio (aunque sea cercano y a la vista, por ejemplo la barra de la disco), esa es una situación peligrosa para su FF. Porque el simple hecho de prestarle atención sólamente a un chico que acaba de conocer ya implica cierto interés por ti que captará el resto de personas (FF externo). O sea que si admite acompañarte en cierto modo está invirtiendo en ti; y dado que está invirtiendo en ti (alguien que no conoce y/o no tiene confianza) es normal que no te ponga la mejor cara posible (por sus nervios, tensión o incomodidad del momento). Si en ese punto le preguntas si “está segura” lo que haces es obligarla a invertir otra vez con su respuesta afirmativa lo que su FF interpreta como un abuso por tu parte. Un abuso siempre relacionado por su interés sexual hacia ti; es como si quisieras tener muy claro de antemano que la chica va a terminar cayendo. Su FF no puede permitir eso y hará que la chica se sienta mal a tu lado.

CÓMO EVITARLO

Cuando una chica acepte tu proposición sea la que sea, no les des más vueltas al tema. No insistas ni lo toques más. Distráela e incluso cambia de conversación mientras lo lleváis a cabo. Quita toda la tensión que puedas, o sea, es mala idea hacer o decir cosas que pongan a la chica más nerviosa de lo que está. Muy al contrario, es bueno que no cambies tu forma de actuar.

Verás, hay veces que los chicos se comportan de forma distinta dependiendo de si están rodeados de gente o de si están a solas. Esto proviene de que ellos sienten que ya han triunfado o que está cerca de triunfar.  Pues aunque formalmente no tiene nada malo sentirte más seguro de ti mismo, si la chica nota ese cambio en ti, nuevamente se sentirá puta. ¿Por qué? Porque si tú denotas triunfo, significa que te la has ganado, o sea, que has hecho cosas que te dan derecho a follar con ella. Esto es, que de algún modo la estás comprando y usando.

Aquí lo que sí resulta una buena idea es ofrecer a la chica su propia disculpa para el FF. O sea, no vamos a dejar que sea ella la que se mienta a sí misma, nosotros ya se lo daremos hecho por lo cual la mentirá será aún más creíble.

Ejemplo.

– Ven que te voy a enseñar tal sitio.

(Más tarde)

– Gracias por acompañarme, mis amigos nunca quieren venir y ya tenía ganas (por tal o cual cosa).

Como ves, ella accede a ir contigo, bajo la amenaza de que quedaréis a solas. La chica siente tensión sexual pero tú calmas su FF haciéndola saber que sólo ha venido por acompañarte. Así que, lo que pase después no será responsabilidad suya. Dicho de otro modo, no es una zorra porque no ha venido a follar, sino a acompañarte (en teoría).

Ánimo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.